Sebastián Abreu, el punto final del Loco, a los 44 años y tras jugar en 31 equipos: goles, títulos y el penal que quedó en la historia

·4  min de lectura
Sebastian Abreu y su penal más famoso: hizo un culto de picar la pelota en las definiciones, pero nada más grande como en 2010, en el choque contra Ghana
Archivo

Diciembre de 1997. Otro siglo, otro mundo. Traje azul, camisa roja, joyas y pulseras. La escenografía habitual en la espigada figura de Washington Sebastián Abreu de un día cualquiera. Para él, la inminente transferencia a La Coruña, en una cifra cercana a los 12.000.000 de dólares, lo tenía sin cuidado. Se reía: había llegado a San Lorenzo como un ilustre desconocido, partía con un pase récord.

Un grito de gol en San Lorenzo, en su segundo tiempo, durante 2001, en un partido de Copa Libertadores
Archivo


Un grito de gol en San Lorenzo, en su segundo tiempo, durante 2001, en un partido de Copa Libertadores (Archivo /)

Parado en la puerta de un departamento en Emilio Mitre al 200, el Flaco -el Loco- siempre se reía. “Yo soy así, trato de divertirme y pasarla lo mejor posible. La transferencia a La Coruña sería un paso muy importante en mi vida, pero yo lo tomo con calma. Soy tranquilo y si no se da, seguiré trabajando en San Lorenzo, aunque por lo que dicen todos, está casi abrochado...”. Toma mate con agua hervida. “Así es: ¿el uruguayo soy yo o vos?”, desafiaba, más de una vez. Siempre con una sonrisa, antes y después de cambiar completamente la dentadura. Se retira uno de los caudillos que nos alegraban las tardes.

Nicolás Orsini será jugador de Boca: los sorprendentes datos que lo equiparan con el cuestionado Franco Soldano

Abreu finalizará su carrera como futbolista profesional este viernes vistiendo la camiseta naranja y negra de Sud América, el 31° club de su carrera que constituye un récord mundial, en el partido en el que su equipo jugará frente a Liverpool por la quinta fecha del Torneo Apertura de Uruguay. Jugó en 12 países, en tres continentes. “Es el momento indicado. Este viernes estoy dejando la actividad profesional, así que contra Liverpool se baja el telón”, le contó a ESPN el futbolista nacido el 17 de octubre de 1976 en el departamento uruguayo de Lavalleja.

“Tantas cosas se dijeron sobre mí que casi ni me acuerdo. La mayoría mentiras, porque que a mí me guste divertirme y pasarla bien no significa que no sea responsable. Siempre tuve personas que me aconsejaron bien, que me apoyaron siempre, aún cuando las cosas no me salían”, le contó alguna vez a La Nación. Hizo de la diversión un culto y en la cancha, una continuidad. Más de una vez, se entrenó sin dormir. Siguió de largo. En San Lorenzo (más allá de algún enojo en el último tiempo) en River y en Rosario Central, en nuestro medio, dejó un buen recuerdo. Lo extrañan en todos los destinos mundiales, porque es un tipo querible, que además convierte goles. Se recibió de entrenador (y ejerció en Boston River). Y hasta fue periodista, especialista en... básquetbol.

Scottie Pippen contra Michael Jordan: la contraofensiva a The last dance en un libro polémico

Abreu se retira en el equipo dirigido por Claudio Biaggio, poniendo punto final este 11 de junio a una carrera que se inició profesionalmente 26 años atrás, el 4 de junio de 1995, cuando jugando para Defensor Sporting, ingresó en la segunda etapa del partido justamente ante Liverpool, el mismo equipo con el que cerrará este viernes su carrera.

Todo un símbolo: Sebastian "Loco" Abreu, dice adiós, a los 44 años
Archivo


Todo un símbolo: Sebastian "Loco" Abreu, dice adiós, a los 44 años (Archivo /)

“Después de 26 años tomé una decisión con convicción obviamente, entendiendo que es el momento justo, estando activo, jugando en primera, vigente. Creo que esa es la forma, porque el equipo está bien y entonces es el momento indicado”, fue su reflexión.

En River, tuvo buenos momentos... y de los otros
Archivo


En River, tuvo buenos momentos... y de los otros (Archivo /)

El recuerdo es inequívoco: aquel penal decisivo que picó ante Ghana para clasificar al seleccionado uruguayo a las semifinales del Mundial de Sudáfrica 2010. “Iba a patear en el tercer lugar, entonces lo agarro al Maestro y le digo: ´¿no me deja quinto, que tengo un presentimiento?´. Me mira, mira el cuadernito y lo cambia. Muslera ataja los dos penales anteriores y entonces miro al barba y digo: ‘hoy es mi noche´. Ese es el momento que había soñado toda la vida, en la caminata fui haciendo el trabajo psicológico. Pensá que había errado tres penales el día anterior, en el entrenamiento... La toqué suave y después, fue todo emoción. Me quebré al ver a mi hija llorando en la tribuna”, contó, tiempo atrás, en una charla en Fox Sports. Valentina y Diego son sus dos grandes amores. Sus hijos.

El penal más famoso

Adoraba la camiseta número 13. Jugó 70 partidos con el seleccionado uruguayo y anotó la misma cantidad de goles que años tuvo su carrera: 26, según cita la agencia Télam. Además de ese Mundial disputó el de Corea-Japón 2002, y como máximo logro con la camiseta “celeste” fue campeón de la Copa América en Argentina 2011. Y hasta compartió la cancha con Pep Guardiola en Dorados de Sinaloa... (”al lado de él, me sentía un burro, antes de recibir la pelota ya tenía tres opciones de pase”).

El partido de “despedida” arrancará a las 15, en el Estadio Belvedere, escenario donde Uruguay por primera vez en su historia utilizó la camiseta de color celeste. Abreu es un símbolo y no sólo del otro lado del charco. Y no solo como futbolista. Logró diez títulos domésticos y, desde ahora, tiene el desafío de la conducción de los grupos. Ojalá que del otro lado del mostrador no pierda la sonrisa. El fútbol la necesita más que nunca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.