Se vienen los playoffs de la NBA más interesantes en años

Zalen Gades

Empieza lo bueno. El miércoles se vivió la última jornada de la temporada regular de la NBA y el fin de semana comenzarán los playoffs más esperados. A diferencia de otras campañas, en esta ocasión es muy difícil colocar a dos equipos en la Finales. El equilibrio es mayor entre las franquicias y además de los casos Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers, otros planteles también agarraron turno para brillar en la postemporada.

La gran sorpresa es que Boston Celtics finalizaron en primer lugar, por delante de la maquinaria liderada por LeBron James. Se trata de la primera ocasión en nueve años que los de Massachussets encabezan la Conferencia Este, un hecho que coloca al conjunto en el que milita Al Horford en una situación muy apropiada para llegar a las Finales de Conferencia. El gran trabajo de Brad Stevens se vio recompensado con creces durante la temporada regular, tanto que lograron una ventaja de campo primordial para sus aspiraciones.

Mientras en la Conferencia Oeste ya estaba todo definido desde hace varios días (tan solo quedaba saber si en la serie de Los Angeles Clippers contra Utah Jazz los californianos ataban la ventaja de campo) al otro lado del país, las cosas no estaban tan claras en los últimos puestos con derecho a playoffs. Finalmente los tres equipos agraciados con la sexta, la séptima y la octava posición fueron Milwaukee Bucks, Indiana Pacers y Chicago Bulls, que dejaron fuera a un Miami Heat que fue incapaz de mantener el ritmo en el tramo final de la temporada.

Así las cosas, los duelos de primera ronda en el Este medirían a los Celtics contra los Bulls, a los Cavaliers frente a los Pacers, a Toronto Raptors ante los Bucks y a Washington Wizards contra Atlanta Hawks.       

No hay duda de que los Wizards son uno de esos equipos que tienen mucho que decir en la postemporada después de la gran ascensión que vivieron durante la campaña regular. Su gran labor desde el All Star les colocó en una posición privilegiada que buscarán mantener ante los Hawks.

En el temido Oeste, todo estaba más claro, pero eso no significó que no se produjeran casos sorpresivos. Los Warriors estuvieron imparables en las últimas jornadas tras sumar 14 victorias consecutivas, San Antonio Spurs, por su parte fueron el equipo que lleva 19 años sin perderse unos playoffs y su segunda posición confirma que la era de Gregg Popovich será muy difícil de repetir. La retirada de Tim Duncan durante el verano no afectó lo más mínimo a las aspiraciones de la franquicia.

El caso de Houston Rockets sí fue una sorpresa. No había duda de que se clasificarían a playoffs, pero Mike D´Antoni les llevó a otro nivel. Decidió colocar a James Harden de armador y el jugador completó la mejor temporada de su carrera. De hecho se está disputando el MVP con Russell Westbrook, quien pasó a la historia con 42 triples-dobles y una media de dobles dígitos en las áreas más importantes. Ambos jugadores se verán las caras en la primera serie más atractiva de la postemporada.

Así las cosas, el Oeste contará con los siguientes partidos: Warriors contra Portland Trail Blazers, Spurs frente a Memphis Grizzlies, Rockets contra Thunder y Clippers frente a Jazz.

El otro lado de la moneda dejó a las dos franquicias más poderosas de la NBA en términos económicos fuera de los playoffs por cuarto año consecutivo. En Los Angeles Lakers y New York Knicks ansían aires de cambio.