Seúl lamenta la salida de Corea del Norte de la clasificación para el Mundial

·2  min de lectura

Seúl, 17 may (EFE).- El Gobierno surcoreano lamentó este lunes la decisión firme de Corea del Norte de no participar en los partidos restantes de clasificación para el Mundial de Catar 2022 que deben jugarse en el Sur y que Seúl contemplaba con una buena oportunidad para la diplomacia deportiva.

"El Ministerio de Unificación (encargado de los lazos con el Norte) mantiene la opinión de que es deseable usar el Mundial y otros encuentros deportivos internacionales como una oportunidad para los intercambios intercoreanos", dijo en rueda de prensa la portavoz de esta cartera surcoreana, Lee Jong-joo.

"De esta manera, consideramos como una decepción la decisión de Corea del Norte", añadió Lee en declaraciones que recoge la agencia Yonhap.

La Confederación de Fútbol de Asia (AFC) explicó en la víspera que Corea del Norte ha confirmado finalmente su retirada de la fase de clasificación para el Mundial de Catar 2022, lo que también implica que no participará en la Copa de Asia de 2023 en China.

La propia federación surcoreana (KFA) ya había informado a principios de mayo de las intenciones de la federación norteña (PRKFA) de no participar en los partidos restantes, aparentemente por el miedo a que los futbolistas norcoreanos se contagien de COVID-19 y traigan de vuelta el virus al empobrecido país.

Debido a la pandemia, Corea del Norte mantiene cerradas al tráfico de personas sus fronteras desde enero de 2020.

Según han pasado los meses el país ha endurecido aún más las restricciones hasta un nivel casi paranoico, limitando importaciones desde China (por miedo a que estén infectadas), duplicando el número de verjas fronterizas, incrementando puestos de guardia y ordenando a su ejército que dispare al que se acerque a su divisoria.

Cuando se decidió que los ocho partidos restantes del Grupo H (que encuadra a las dos Coreas, Líbano, Sri Lanka y Turkmenistán) de la segunda ronda clasificatoria para Catar 2022 debían disputarse en Corea del Sur entre el 3 y el 15 de junio próximos, Seúl vio una excelente oportunidad para estrechar lazos con el Norte.

Sin embargo, el régimen de Kim Jong-un, que ya en el partido de ida del grupo H que enfrentó a las dos Coreas en octubre de 2019 en Pionyang se mostró muy frío y no permitió siquiera que hubiera público o se retransmitiera por televisión, ha dado portazo a esa opción.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.