Schwartzman, en Australia, un país que controló el coronavirus: "Si pudiera me quedaría viviendo unos meses"

LA NACION
·2  min de lectura

La cuarentena a la que debieron someterse los tenistas que decidieron viajar a Melbourne para competir en la gira australiana generó distintas reacciones. Aquellos jugadores que arribaron en vuelos con casos positivos de Covid-19 fueron los que más padecieron el período de aislamiento obligatorio, sin poder salir de sus habitaciones durante catorce días. Superado ese tiempo, todos están dichosos, entrenándose en el Melbourne Park y disfrutando, sobre todo, de un "mundo convencional", en un país que ostenta un bajo nivel de contagios.

ATP Cup: vuelve el tenis por equipos, un buen aperitivo antes del comienzo del Australian Open

"Los que no tuvimos la situación que pasó Guido [Pella, que llegó a Australia en uno de los vuelos con casos positivos] ni los otros 70 y pico de jugadores con la cuarentena dura, que fue otra realidad, pudimos salir, la pasamos bien más allá de algunos días con altibajos. Después de estos catorce días de estar en un mundo sin barbijos, sin coronavirus, es prácticamente irreal. Yo, estando ahora acá, me quedaría un par de meses viviendo en Australia si se pudiera", sentenció el argentino Diego Schwartzman, número 9 del mundo y primera raqueta nacional en el equipo albiceleste de la ATP Cup.

"(En Australia) Manejaron bien la situación y más allá del tenis, después de un año de encierro y cuarentena, poder disfrutar y caminar por la calle libre es espectacular", añadió el Peque, que en Melbourne está acompañado por su preparador físico, Martiniano Orazi, y su novia, Eugenia De Martino (Juan Ignacio Chela, el entrenador, no pudo viajar).

Australia suma, en total, 28.818 casos positivos de coronavirus (909 fallecimientos), y hace unos días en Adelaida, la escasa cantidad de contagios posibilitó que una exhibición de tenis pudiera contar con espectadores en las tribunas. Además, de 25.000 a 30.000 espectadores podrán asistir cada día al Abierto de Australia a partir del 8 de febrero.El estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, no ha registrado nuevos casos locales de Covid-19 desde hace más de 20 días.

"El sistema de burbuja en los torneos, en el que llegás dos o tres días antes es bueno, por más que no puedas salir y sólo tengas que ir del hotel al club. Pero si todos tenemos las mismas condiciones de poder entrenar (la cuarentena total) es algo que está buena, porque salir a caminar por la calle parece irreal, parece como que estamos en una película y no en el mundo de hoy", aportó el bahiense Pella, 44° del tour.

Nadia Podoroska y Federico Coria, dueños de los festejos argentinos en Australia

Desde que fueron "liberados", todos los tenistas y sus acompañantes aprovecharon para pasear por la bellísima ciudad serpenteada por el río Yarra y atiborraron sus cuentas de redes sociales con fotos de las caminatas y las visitas a los restaurantes.