Santos obligado a ganar en el Azteca para ser campeón

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- En todo el Guardianes 2021, el Santos ganó un partido fuera del estadio Corona. Para la vuelta de la final, está obligado a hacerlo, debido a que cualquier otro resultado le da al Cruz Azul el campeonato.

Fue el sábado 13 de marzo cuando los Guerreros se metieron al estadio de Tijuana y se quedaron con el triunfo. Muy complicada es la labor que tienen los laguneros este domingo en el Azteca.

"Vamos a presionar, proponer el juego y buscar el gol, como ha sido nuestra identidad durante el torneo. Sabemos que fuera de casa no nos ha ido tan bien, pero confiamos para este encuentro", prometió Matheus Doria, defensa del Santos, consciente que los registros no favorecen a los verdiblancos.

El brasileño reconoció que los laguneros ya hicieron autocrítica del partido de ida, el cual perdieron en casa (0-1) y que complicó el camino hacia la séptima estrella en el escudo del equipo.

Para la vuelta, ya fuera con "jogo bonito" o no, los Guerreros no tienen más que superar al Cruz Azul, líder del Guardianes 2021 y que solo perdió un encuentro como local durante todo el semestre, hace cinco meses.

"Debemos encarar el partido buscando el gol desde el primer minuto. Dejamos todo en la cancha, pero necesitamos algo más. Necesitamos ganar la vuelta como sea y eso vamos a tratar".

El sudamericano insistió que el Santos tiene mucho por jugar el domingo por la noche y que el campeonato no está definido a favor de La Máquina.

"Tenemos una oportunidad –como dice Orbelín [Pineda]– 90 minutos para meter gol. Podemos ganar, así como ellos [Cruz Azul] lo hicieron acá".