Santos - Boca: la imagen viral que expuso la pasividad xeneize en la semifinal de la Copa Libertadores

LA NACION
·2  min de lectura

Boca perdía 1 a 0 con el Santos como visitante por la revancha de la semifinal de la Copa Libertadores y, por el empate sin goles en la Bombonera, estaba obligado a igualar el encuentro para acceder a la final en el Maracaná el próximo 30 de abril frente al Palmeiras.

Para Martín Liberman, "ver a River da gusto, mientras que ver a Boca da sueño"

Sin embargo, una imagen expuso la pasividad con la que el equipo de Miguel Ángel Russo afrontó el partido, incluso en el primer tiempo, con mucho tiempo por delante y aún, nada definido.

Boca recuperó la pelota en su propio campo y, llamativamente, defensores y mediocampistas, caminando y pasándose la pelota casi con desgano, intentaron iniciar un nuevo avance hacia el arco rival. En la escena parecen estar Eduardo Salvio, Diego González y los que integraron la linea de defensores: Jara, López, Izquierdoz y Fabra.

Boca: el incómodo momento entre Mariano Closs y Juan Simón por Leonardo Jara

Algunos, caminando, buscaron volver a sus ubicaciones, lo que le dio tiempo, pero no le significó esfuerzo a los jugadores del Santos, para reubicarse para defender, volver a recuperar la pelota y buscar ampliar la ventaja.

El final de la historia ya parecía anunciado a juzgar por esa imagen, que no se repitió exacta durante el resto del partido, pero por ganas y nivel deportivo, se inclinó a favor del conjunto local, que, cómodamente, accedió al partido decisivo.

Mientras Santos y Palmeiras festejaron en estos días sus clasificaciones, las repercusiones en la Argentina sobre cómo fueron eliminados River y Boca son diametralmente opuestas. Mientras que River se le elogió el haber doblegado a su rival y haber estado tan cerca del resultado "épico", por el lado del xeneize los reclamos llegaron por el aspecto actitudinal.

Más aún, cuando cinco de los jugadores que actuaron frente al Santos, disputaron la final en Madrid con River en 2018, por lo que se esperaba otra enjundia de su parte.