Santos - Boca: el pisotón salvaje por el que fue expulsado Frank Fabra y los goles brasileños

LA NACION
·2  min de lectura

En el partido por las semifinales de la Copa Libertadores que Santos goleó por 3-0 a Boca, los locales se pusieron en ventaja a los 16 minutos con un gol de Diego Pituca, en una definición curiosa: el futbolista brasileño primero reclamó un penal levantando el brazo y enseguida definió, de media vuelta, y salió festejando.

Palmeiras-River: se conocieron los audios del VAR sobre las jugadas polémicas

El inicio del segundo tiempo fue a puro desconcierto para Boca y Frank Fabra se llevó una tarjeta roja por un pisotón a un rival. Tras hacerle falta a Marinho en el salto, el defensor le apuntó al estómago del delantero con los tapones cuando caía, delante de la mirada del árbitro Wilmar Roldán, que enseguida lo expulsó. Ya estaba el xeneize perdiendo por 3-0.

En la jugada del primer gol de Santos hubo una mano de Lisandro López dentro del área y quedó toda la defensa desairada ante esa situación. El que no dudó mientras generaba la protesta fue Pituca, que rápido de reflejos ensayó el movimiento goleador.

El gol de Pituca

Yeferson Soteldo aumentó la ventaja en el comienzo del segundo tiempo con un golazo. A los 3 minutos, el venezolano enganchó al ingresar al área y puso el 2-0 clavándola en un ángulo.

El golazo de Soteldo

Braga puso el 3-0

Enseguida, Braga anotó el 3-0 con una exquisita definición, tras una muy buena habilitación de Marinho, que lo dejó de cara al arco luego de quitarse de encima a Izquierdoz. El brasileño resolvió con una sutileza.

Boca se había salvado en el inicio con un remate de Marinho que dio en el palo derecho del arquero Esteban Andrada, cuando todavía no se había llegado al primer minuto de partido.

El palo salvó a Boca