No hubo santo milagro

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- líder más que fracasa. El Santos quedó eliminado, al empatar 1-1 con el Monterrey, para un 6-3 global a favor de los Rayados de Antonio Mohamed.

La búsqueda del milagro no sucedió, ni siquiera estuvo cerca en el estadio Corona. Brian Lozano, al minuto 19, hizo soñar a los Laguneros, pero Vincent Janssen —con suspenso, gracias al árbitro Enrique Santander— terminó con las aspiraciones, al igualar los cartones al 59’.

El gran certamen que hizo el Santos (37 puntos) quedó como una anécdota, mientras que Monterrey alargó su vida y sus intenciones de que la final del Apertura 2019 comience a disputarse un día después de la Navidad.

La "maldición" del líder sigue vigente, ya que en 47 torneos cortos, solamente siete equipos clasificados en la primera posición han alzado el trofeo.

Los de Torreón hicieron todo lo posible para buscar la remontada, a pesar de que el resultado de 5-2 a favor de los Rayados en la ida, ya lucía bastante complicado. Ni siquiera el entrenamiento del sábado a puerta abierta para su afición ayudó a los laguneros a conseguir la histórica victoria.

Con el gol de Lozano, todo el recinto vibró por el festejo y la ilusión. En el arranque del segundo tiempo, el ánimo continuó... Hasta el tanto del holandés, que silenció el inmueble.

Si el Monterrey triunfa en la siguiente fase, forzará —por su participación en el Mundial de Clubes—, que la final del torneo se juegue el 26 y 29 de diciembre.

El cotejo de este domingo no se escapó del polémico grito de "Eh... puto", pero no pasó a mayor cosa y el duelo concluyó.

Qué leer a continuación