Los pendientes de Santiago Solari como entrenador del América mexicano

Agencia EFE
·2  min de lectura

México, 29 dic (EFE).- El argentino Santiago Solari, nombrado este martes entrenador del América mexicano, tendrá que resolver varios pendientes en su nuevo cargo como la contratación de un centrocampista de contención antes de iniciar el Clausura 2021.

Solari deberá aprovechar el mercado de traspasos para fichar un jugador de contención que le dé seguridad al medio campo del América, que no cuenta con un centrocampista regular en esa posición desde la salida en enero del argentino Guido Rodríguez al Real Betis.

Solari, de 44 años, retomará su carrera como director técnico en México y tiene como reto comandar al equipo con más títulos de Liga (13) y uno de los más populares en el país.

El oriundo de Santa Fe cuenta con experiencia en el manejo de vestuarios de equipos mediáticos, ya que entre 2018 y 2019 dirigió al Real Madrid al que llevó a la conquista del Mundial de Clubes y en 28 duelos al frente ganó 18, empató 2 y perdió 8.

Solari pondrá a prueba su habilidad en gestión de vestuarios para recuperar futbolísticamente a los colombianos Andrés Ibargüen y Roger Martínez, que no rindieron en el Apertura 2020 y cuyas salidas han sido difíciles de negociar para la directiva.

Ibargüen, de 28 años, fue un extremo regular en el esquema del anterior entrenador, Miguel Herrera, cuando el América ganó la Liga en el Apertura 2018, pero lesiones y enfermar de la covid-19 limitó al oriundo de Valle del Cauca hasta el punto de jugar solo 176 minutos en el último torneo.

Martínez, exjugador del Villarreal español, expresó sus intenciones de abandonar al equipo capitalino en el Apertura 2019, pero la falta de propuestas atractivas de conjuntos europeos eliminaron la posibilidad, lo que generó el descontento del futbolista.

Solari también deberá mejorar la preparación física de los jugadores para evitar lesiones, una de las razones por la que varios de quienes debieron ser protagonistas en el Apertura no tuvieron regularidad, como el paraguayo Sergio Díaz y el colombiano Nicolás Benedetti.

Santiago Solari lidiará con una afición exigente que quedó dolida después de la eliminación en los cuartos de final del Apertura ante el Guadalajara, el máximo rival del América, y en las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf.

La afición del equipo con sede en Ciudad de México dio a conocer su enojo en cada fracaso de la institución y pidió en redes sociales la salida de Herrera con los resultados adversos.

Solari, que describió al estadio Azteca, casa del América, como un recinto que no le pone límites a sus protagonistas, regresará a México tras 10 años de vivir su experiencia como futbolista con el Atlante, y lo hará con la exigencia de mantener al club capitalino como protagonista de la Liga Mx.

(c) Agencia EFE