Santiago Simón, la apuesta de Marcelo Gallardo que irrumpió en su primer partido como titular en River

Juan Patricio Balbi Vignolo
·5  min de lectura
Santiago Simón, el volante de 18 años que se lució en el 5-0 de River a Central Córdoba en Santiago del Estero.
Diego Haliasz / Prensa River

Destino frenético. Santiago Simón llevaba nueve partidos sin ocupar el banco de suplentes en la primera división, se había destacado el viernes pasado en el River Camp en el 7-0 de la reserva sobre Colón y volvía a tener una oportunidad: el miércoles Marcelo Gallardo lo sumó, de forma inesperada, entre los 23 citados para viajar a Santiago del Estero. La decisión tenía un foco marcado. Nicolás De La Cruz había arrastrado durante toda la semana dolores en la rodilla derecha por un golpe y no iba a llegar al 100% de sus condiciones físicas, a punto tal que el jueves terminó desafectado de la convocatoria. Previsor y detallista, el DT eligió al juvenil por sus características de juego similares a las del volante uruguayo. Pero el Muñeco volvió a sorprender con la formación inicial al darle la titularidad, y Simón no desperdició su chance.

El volante derecho de 18 años fue la gran sorpresa de Gallardo, que procuró con su figura más equilibrio que el que podía darle el talentoso y explosivo Jorge Carrascal como reemplazo de De La Cruz. Una curiosidad: Simón había protagonizado apenas 69 minutos en cuatro partidos, como suplente, desde 2020 y no venía formando parte de la planificación del entrenador. No importó. Lejos de pesarle la responsabilidad, el joven tuvo un desempeño como para el recuerdo y resultó una de las figuras de la noche santiagueña en el 5-0 sobre Central Córdoba por la Copa de la Liga Profesional .

Central Córdoba - River, por la Copa de la Liga: el equipo de Gallardo está imparable, goleó por 5 a 0 y se acerca a los cuartos de final

Con soltura y desfachatez, otorgó al equipo ese despliegue que el entrenador pretendió con su ingreso. Según los números de la empresa estadística Opta, hizo 35 pases correctos sobre 38 (92,1% de efectividad), ganó 5 de 7 duelos de pelota, completó 4 de 5 balones largos, logró los 3 regates que intentó y recuperó 4 pelotas. Un todoterreno con visión de juego, inteligencia y seguridad para mover el balón y sólido en la recuperación. Combo más que interesante en su debut como titular.

Además, Simón fue fundamental en la gran jugada colectiva que derivó en el segundo gol: hubo 10 toques desde la salida del arco con nueve jugadores, y Simón fue quien con un gran pase de primera permitió a Julián Álvarez asistir a Rafael Borré en el área. Un golazo de ADN millonario en una noche en la que la alineación inicial tuvo cinco futbolistas surgidos de la cantera. Una muestra del rumbo y el trabajo del cuerpo técnico, que está siempre pendiente del proyecto infanto-juvenil que desde 2016 transformó a las inferiores del club.

Simón, habitual volante interno en la reserva millonaria.
Diego Haliasz / Prensa River


Simón, habitual volante interno en la reserva millonaria. (Diego Haliasz / Prensa River/)

Los frutos empiezan a estar a la vista. Y la producción de Simón es la consolidación de una idea. Tiempo atrás, en el 2-0 a Banfield del 20 de noviembre de 2020 por la Copa Diego Maradona, el adolescente se convirtió en el debutante número 35 de los 36 que hicieron su estreno en el ciclo de Gallardo. Aquella noche ingresó a los 27 minutos del segundo tiempo en lugar de Cristian Ferreira y tuvo desparpajo y presencia para jugar, mostrarse y pedir la pelota. Sus compañeros lo buscaron en todo momento y el juvenil no se achicó.

Luego, tuvo otros tres ingresos sin tanta repercusión: sumó 21 minutos en el 3-1 a Godoy Cruz del 6 de diciembre, 27 en el 4-0 frente a Defensores de Pronunciamiento por la Copa Argentina y los últimos cuatro en la caída por 2-1 contra Estudiantes de la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional. Anoche, en Santiago del Estero, impactó. Y su nombre empieza a tomar fuerza.

La historia y las características de Simón

Nacido el 13 de junio de 2002 en José C. Paz, Buenos Aires, Simón es diestro, mide 1,80 metros y pesa 74 kilos. Llegó a River en 2013, hizo todo el proceso desde infantiles y en el inicio de 2020 pasó de la quinta división a la reserva, categoría en la que se asentó como interno derecho y suele ser titular.

Juan José Borrelli, DT de la reserva, lo define como “un jugador completo y de mucha proyección”, y destaca que es “un volante de buena técnica que puede jugar por dentro o ir por fuera, y que tiene mucha dinámica, precisión, firmeza en los pases, llegada y panorama”. Con los colombianos Juanfer Quintero y Juan Guillermo Cuadrado y el brasileño Willian como referentes, en 2019 Simón fue campeón sudamericano sub 17 en Lima, Perú, e integrante del seleccionado argentino en el Mundial sub 17 de Brasil, dirigido por Pablo Aimar.

“Ser jugador de River es un privilegio que muy pocos tienen. Creo que lo principal es tener actitud, mentalidad ganadora y habilidad. Y que siempre hay que pedir la pelota, mantener la paciencia, no presionarse y dar lo máximo cada día. Gallardo sabe todo de los jugadores de las inferiores y les da la oportunidad a muchos; ése es el mayor incentivo para esforzarse por el sueño de llegar a la primera”, contó el juvenil en declaraciones al sitio del club, tiempo atrás.

Juega Messi. Barcelona-Bilbao, final de la Copa del Rey: hora, TV y formaciones

Guiado por su mamá, María Elena, el gran sostén en su vida para cumplir el anhelo de ser futbolista, Simón disfruta “tomar mates con amigos, escuchar música y mirar series” durante su tiempo libre, y desea “estudiar algo que esté relacionado con el deporte”. Esta noche de Santiago del Estero tendrá un lugar especial en la historia que recién empieza a escribir.