La sanción a los Pumas Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino: sin suspensión deportiva

LA NACION
·3  min de lectura

La Unión Argentina de Rugby (UAR) dio a conocer las sanciones a Pablo Nicolás Matera, Guido Petti Pagadizabal y Santiago Gabriel Socino, los tres jugadores de los Pumas que se vieron involucrados en la publicación de distintas expresiones racistas, xenófobas y discriminatorias en redes sociales hace ocho años.

La pena implica que los jugadores participen en distintos cursos de capacitanción y formación y realicen tareas comunitarias, pero no tendrán suspensión deportiva. Además, por el momento, la Unión retiró el aval a la capitanía de Pablo Matera.

La UAR informó que la Comisión de Disciplina completó un "exhaustivo proceso de investigación", que demandó cuatro semanas, para tomar las medidas, que son las siguientes:

"Como condición de elegibilidad para futuras convocatorias a los seleccionados nacionales, los jugadores Matera, Petti y Socino deberán:

-Participar de un curso de seis horas que se desarrollará en tres días de dos horas cada uno, con dos objetivos: 1) tomar conciencia de dónde surgen los prejuicios y de las consecuencias que estos tienen en las relaciones entre las personas y 2) prepararlos para participar dentro del programa de "Esterotipos discriminadores y prejuicios" de Rugby 2030, hacia Una nueva Cultura.

-Grabar un video con contenido formativo sobre estereotupos discriminadores y prejuicios (...)

-Concurrir dos días cada jugador al espacio de intercambio de experiencias con los jugadores y jugadoras que hacen el curso, en los días que se coordinen con los jugadores".

Además, aclara: "La elegibilidad de los tres jugadores queda supeditada al cumplimiento de las medidas".

Pablo Matera: tras la polémica, hizo su descargo en una entrevista con la TV de FranciaEl procedimiento

Para tomar la determinación desde la UAR informaron que la Comisión de Disciplina sugirió la intervención del Consejo Directivo para la instrumentación de medidas definitivas.

En un primer momento, el 1° de diciembre, la UAR, dispuso una medida preventiva (suspensión de los tres jugadores y retiro de la capitanía a Pablo Matera) y convocó a la Comisión de Disciplina de forma urgente.

Dos días más tarde, dejó sin efecto las medidas preventivas y resolvió seguir analizando el caso antes de expedirse sobre la cuestión de fondo. La medida de levantar la suspensión de los tres rugbiers se debió a la enorme tensión que sus decisiones habían causado en el plantel que disputaba el Tri Nations. Tras las idas y venidas, según la UAR, "se tomaron declaraciones testimoniales, evaluaron antecedentes y se consideró el derecho aplicable al caso".

La World Rugby también criticó los mensajes racistas de Matera, Petti y Socino

Este caso tomó tal dimensión que la World Rugby, máximo organismo mundial del rugby, consideró que los mensajes racistas escritos hace ocho años por los jugadores de Los Pumas, Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino, son "inaceptables" y opuestos a "los valores de la familia del rugby".

Pablo Matera, perdió la capitanía de los Pumas en el Tri Nations y fue reemplazado por Jerónimo de la Fuente. Hace una semana, en una entrevista con Canal+, en Francia, donde se desempeña como jugador de Stade Français: "Fue un mal uso de las redes sociales con un grupo de amigos del colegio. Un mal chiste. Simplemente quiero decir perdón", declaró.

El comunicado de la UAR