Ni Italia, ni España, los datos que muestran que San Marino es el país más afectado por coronavirus del mundo

Yahoo Noticias

El coronavirus sigue extendiéndose por el mundo, pero los principales focos de contagio van cambiando. Si hasta no hace mucho China y Corea del Sur ocupaban los primeros puestos en número de casos, ese lugar ahora lo ocupan países como Italia, España o Estados Unidos.

Sin embargo, la mayor letalidad de la epidemia no se concentra en ninguno de estos lugares, sino en un pequeño microestado que se ha convertido en el lugar más afectado por el COVID-19. Se trata de San Marino.

San Marino, uno de los lugares más afectados por el coronavirus (Getty Creative).
San Marino, uno de los lugares más afectados por el coronavirus (Getty Creative).

Esta república independiente, que cuenta con una superficie de 60 kilómetros cuadrados, está rodeada de territorio italiano. Se encuentra entre las regiones de Emilia Romaña y Las Marcas y su población apenas alcanza las 34.590 personas, una cifra muy inferior por ejemplo al número de casos de coronavirus diagnosticados en Italia. Aunque ya es imposible que San Marino llegue a alcanzar el número de infectados y de fallecimientos de su vecino, sí es cierto que proporcionalmente la letalidad es mucho mayor.

Según los datos oficiales de la OMS a 23 de marzo de 2020, San Marino cuenta con 151 casos confirmados y 20 fallecidos, así como 849 personas en cuarentena. Unas cifras que cobran relevancia cuando se comparan con las del conjunto de su población. Así, el microestado cuenta con 4735,8 infectados por cada millón de habitantes, tal y como muestran los datos de El País.

Ni Italia (978,6), ni España (615,7) ni Estados Unidos (101,7) se acercan, pese a recibir mucha más atención mediática debido a que estos países tienen muchos más casos totales.

En lo que se refiere a los fallecidos, ocurre algo similar. San Marino cuenta con 592 muertos por cada millón de habitantes y el país que más se le acerca en este sentido es su vecino italiano, pero solo con 90,6. España (37,9) y por supuesto Estados Unidos (1,3) ya quedan muy lejos.

Finalmente, en lo que se refiere a la tasa de letalidad, es decir el número de fallecidos respecto al total de contagios, San Marino también ocupa el primer puesto del mundo. Si en China (4%) o Corea del Sur (1,2%) esta tasa se ha mantenido a raya durante toda la epidemia, en el microestado está totalmente disparada, llegando hasta el 12,5%. Una vez más, italianos (9,3%), españoles (6,2%) o estadounidenses (1,2%) se encuentran a distancia.

Entrada en urgencias de un paciente de coronavirus en España (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)
Entrada en urgencias de un paciente de coronavirus en España (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

Por qué San Marino está tan afectado

Entre los factores que explican la dureza con la que ha golpeado la epidemia en San Marino se encuentra por supuesto su ubicación geográfica. Al estar rodeado por Italia completamente y no excesivamente lejos de Emilia Romaña, que ha sido una de las zonas más afectadas, el coronavirus se ha extendido rápidamente entre la población sanmarinense.

También hay que tener en cuenta que la esperanza de vida en el microestado es muy alta (85,6 años en 2012) y que un 17,83% de sus habitantes superan los 65 años, por lo que estamos hablando de una población muy envejecida y más vulnerable a los efectos del COVID-19.

Además de las circunstancias relativas al país, no se puede olvidar que la respuesta a la potencial pandemia ha podido llegar tarde. El pasado 8 de marzo, cuando Italia ya era un importante foco de contagio y decretaba el aislamiento de 16 millones de personas en el país, las autoridades de San Marino lanzaban un mensaje de tranquilidad y rechazaban cualquier medida de suspensión o bloqueo de la actividad económica o comercial. Sí se recomendaba evitar los desplazamientos innecesarios, pero la declaración era más un conjunto de recomendaciones que de imposiciones.

Casi dos semanas después, el 20 de marzo, cuando la mayoría de países europeos ya habían implantado diversas medidas restrictivas que limitaban los desplazamientos y la actividad comercial, el microestado publicaba un decreto en el que anunciaba un conjunto de iniciativas para contener la pandemia.

Entre ellas, estaba la prohibición de movimientos salvo causa de fuerza mayor, la suspensión de eventos deportivos o el cierre de centros educativos como colegios y guarderías. También se recogían las multas para cualquiera que se saltase estas imposiciones y se estimaban en cifras entre los 500 y los 2.000 euros de forma general.

Unas medidas implantadas mucho más tarde que otros países y que no iban a ser capaces de impedir que San Marino experimentara una alta tasa de contagios, así como de fallecidos y de letalidad.

Más allá de este microestado, otros países pequeños como Islandia (1606,5), Andorra (1467,4) o Luxemburgo (1313,1) también están teniendo un elevado número de casos por cada millón de habitantes. También por encima de Italia, España o Estados Unidos. Sin embargo, tanto la cifra de muertos (por debajo de 13,5 en el país luxemburgués y en el andorrano y solo 2,8 en territorio islandés) como la de letalidad (por debajo del 1% en los tres) es muy baja y se sitúa por debajo de España e Italia.

Teniendo en cuenta que la mayoría de países en el mundo han ido aplicando medidas restrictivas a sus ciudadanos, solo falta esperar si van teniendo resultado. Las próximas semanas se presentan decisivas en la lucha contra el coronavirus.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación