San Lorenzo - Huachipato, por la Copa Sudamericana: el Ciclón sufrió una dura derrota como local frente a los chilenos

Fernando Vergara
·3  min de lectura
San Lorenzo y una dura derrota como local en el debut de la Copa Sudamericana
Pool Argra

Un nuevo camino que comenzó con un traspié. Uno más, otro golpe para este San Lorenzo que debutó en la Copa Sudamericana luego de la frustración que significó quedar afuera de la fase de grupos de la Copa Libertadores, donde fue eliminado por Santos, de Brasil. La cachetada se la dio Huachipato, de Chile, que se llevó del Nuevo Gasómetro un triunfo histórico por 1-0 con un gol de Cris Martínez. En un ida y vuelta constante, este Ciclón transmite una sensación de déja vu. No logra hilvanar tres o cuatro partidos seguidos con sólidos rendimientos. Y eso tiene un peso específico, tanto en el juego como en lo mental.

Sonríe Boca: se plantó en La Paz, le ganó 1 a 0 a The Stongest y tuvo un debut feliz en la Copa Libertadores

La principal novedad en los azulgranas significó el regreso a la titularidad de un emblema como Sebastián Torrico, de 41 años. El arquero campeón de América en 2014 volvió a jugar después de más de un año inactivo por una lesión en el hombro derecho. Por otro lado, el Ciclón no pudo contar con Gabriel Rojas (suspendido), Federico Gattoni (coronavirus) y Franco Di Santo, lesionado.

Apenas tres minutos le llevó al Ciclón tener su primera oportunidad de gol, tras una buena proyección de Gino Peruzzi que Alexander Díaz no definió con precisión. Sin embargo, en la jugada siguiente, los chilenos abrieron el marcador. Y llegó desde un lateral: Israel Poblete envió un centro y Cris Martínez marcó de cabeza.

El único tanto del partido que le dio el triunfo a Huachipato

Huachipato -dirigido por el rosarino Juan José Luvera- se plantó de igual a igual, sin complejos y entendió los momentos del partido. Jamás se amilanó ante el poder de su adversario y cada vez que pudo sacó pecho. Así, aprovechó el desconcierto de la defensa local y arrimó peligro en varias oportunidades. Javier Altamirano tuvo en su pie izquierdo el 2-0, pero Torrico salvó a un San Lorenzo que sólo era un manojo de voluntades. Un rato después -con un juego de ida y vuelta, aunque desordenado- Peruzzi, con el arco a su merced, falló una chance clarísima.

En el conjunto de Dabove faltó gambeta, iniciativa, chispa. Falló en la gestación de juego y durante varios lapsos lució lento, deshilachado. Poco de los hermanos Romero, poco de Nicolás Fernández. Así de impotente estuvo el equipo en el ataque. Sumado a eso, sus laterales tuvieron una noche para el olvido. Así se fue un primer tiempo que resultó de lo más flojo en el ciclo de Dabove al mando del timón azulgrana.

San Lorenzo cayó como local en su debut por la Copa Sudamericana ante Huachipato de Chile
Pool Argra


San Lorenzo cayó como local en su debut por la Copa Sudamericana ante Huachipato de Chile (Pool Argra/)

En la segunda parte no se modificó demasiado la línea. San Lorenzo, con todo su potencial y favoritismo, no pudo encontrar la forma de quebrar la voluntad de los chilenos. La mayoría de los pronósticos naufragó. Sólo se rescató el esfuerzo de Alexander Díaz. Pero nada cambió el rumbo, ni siquiera la búsqueda de variantes cuando entraron Lucas Melano y Franco Troyansky. Es cierto que el ex delantero de Belgrano de Córdoba lo pudo igualar ya en tiempo de descuento, pero tras su remate y un desvío, la pelota pegó en el palo. Todas las del Ciclón terminaron afuera. Y lo lamentó.

Boedo vive días claves para entender dónde está parado y conocer su futuro inmediato. Este fallido debut copero le llegó en la previa de un cruce decisivo en la Copa de la Liga, ya que el domingo visitará a River. Por ahora, en el certamen local, está en la zona de clasificación. Pero su actualidad no deja de ser preocupante. Y en la Sudamericana comenzó con una mala experiencia.