Samantha Davies: "Hay demasiados daños en el barco y tengo que abandonar"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Redacción deportes, 5 dic (EFE).- La británica Samantha Davies, patrón del IMOCA60 'Initiatives Coueur' en la Vendée Globe-Vuelta al Mundo en Solitario, ha comunicado este mediodía su retirada de la carrera porque, "lamentablemente", no puede reparar la avería que tiene "sola", puesto que "hay demasiado daño, sobre todo en la quilla", y tiene que sacar el barco del agua.

Después de una violenta colisión con un OFNI el miércoles por la noche, Davies detectó daños importantes en la quilla de su IMOCA. En consulta con su equipo, tomó la decisión de hacer escala en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), pero este mediodía ha anunciado oficialmente su retirada.

Este mediodía ha llegado a Ciudad del Cabo y sus primeras palabras, muy emocionada, han definido la situación. "Me siento aliviada por llegar aquí después de lo que me pasó", ha dicho.

"Honestamente, considerando la violencia del impacto, no sé con lo que fue. Estaba navegando a 20 nudos (38 km/h) de media, y el impacto afectó a la parte inferior de la quilla, creando un enorme efecto de palanca", ha continuado.

"Incluso pudiendo arreglar lo que estaba visible, no estoy segura de poder haberlo hecho lo suficientemente bien como para tener confianza en la estructura, hay otras partes invisibles que yo no podría comprobar sin desmontar", ha añadido Davies.

La lista de daños es enorme. Era demasiado peligroso entrar en los mares del sur con todos estos problemas.

"Creo que esa es también la magia de la Vendée Globe: la carrera se detiene, pero espero que la aventura no se detenga. Siempre he dicho que mi misión era dar la vuelta al mundo en este barco", ha agregado.

No se resigna a quedarse en tierra.

"Si puedo arreglar el barco y volver al agua, estoy motivada para hacerlo. Este es el lado positivo de la historia, todavía tengo un mástil, ¡todavía tengo mi quilla! Tengo todas las partes y tengo un gran equipo. Seguramente llevará tiempo, es un gran trabajo, pero sigo optimista de intentarlo, como hizo Isabelle Autissier", ha recordado.

Esta era la tercera Vendée Globe de Samantha Davies, de 46 años. En 2004 finalizó cuarta y en 2012, el 16 de noviembre cuando llevaba apenas una semana, rompió el mástil de su barco y tuvo que abandonar a 130 millas (240 km) al noroeste de Madeira.

En esta ocasión, en el momento del impacto ocupaba la undécima posición de la general siendo la primera en la general de las seis navegantes femeninas de esta edición.

"Ya abandoné en otra ocasión. Todo el mundo sabe desde el principio que este tipo de cosas pueden pasar. Por otro lado, hace tres días cuando me pasó esto, pensé que iba a morir pero una vez superada la crisis pensé que iba a dejar de navegar. Me dije: "es una estupidez, es una tontería, ¿dejar de navegar?, yo no hago eso", ha indicado.

(c) Agencia EFE