La salud de Diego Maradona. Cómo es el lugar en el que hará la rehabilitación en Tigre

LA NACION
·2  min de lectura

San Andrés es un barrio exclusivo y en pleno desarrollo, ubicado entre Nordelta y el complejo Villa Nueva, en el límite entre Tigre y Escobar. Allí vivirá Diego Armando Maradona, luego de ser dado de alta de la clínica en Olivos, en una casa especialmente adaptada para que pueda continuar con su tratamiento.

Solo personas con alto poder adquisitivo pueden acceder a esas tierras, cuyo único ingreso es por la avenida Italia 5208, a apenas unos metros del complejo de recreación Euca Tigre, y el valor del metro cuadrado oscila entre los 2000 y los 3000 dólares.

La salud de Diego Maradona: primera foto, dejó la clínica e inicia la rehabilitación en una casa de Tigre

Dentro de una de esas casas, el campeón del mundo en México 86 deberá afrontar un largo tratamiento por su adicción al alcohol. "Estamos evaluando los detalles para ver los pasos a seguir, lo que sí queda claro es que esto recién comienza y que tenemos que continuar con un tratamiento", dijo a la prensa Carlos Díaz, psicólogo y miembro del equipo médico que lo atiende en la clínica Olivos.

"La idea es que esté rodeado por las personas más cercanas porque los vínculos son los que van a poder ayudar a que Diego esté bien, sumado al seguimiento psicológico y médico", explicó Díaz al confirmar que el tratamiento será "ambulatorio". Luque agregó que "todo va en línea con que (la recuperación) siga en una casa, en (el barrio privado) Nordelta. Esa es una de las ideas más fuertes", declaró a radio La Red.

La locación elegida no es casual. A pocos metros de allí vive Gianinna Maradona, la persona que se erigió como líder familiar en esta cruzada por recuperar a su padre. Además, también era necesario encontrar un domicilio cercano a la clínica Olivos.

La hija menor de Diego y Claudia Villafañe pasó varias noches en la clínica Olivos. Y aún con un evidente rol protagónico en esta etapa, se mantiene en contacto permanente con sus hermanos Dalma, Jana, Dieguito Fernando (representado por su madre, Verónica Ojeda) y Diego Junior, desde Nápoles. Son ellos los responsables de los días posteriores al alta. De asistirlo, acompañarlo y cuidarlo.

La reunión que se llevó adelante ayer en la clínica dejó en evidencia quiénes contendrán al ídolo de aquí en adelante.