La salud de Diego Maradona: primera foto, alta médica y rehabilitación en una casa de Tigre

LA NACION
·1  min de lectura

Diego Armando Maradona dejará en breve la Clínica Olivos, donde el martes pasado fue operado para extraerle un hematoma subdural. El astro, de 60 años, recibirá el alta clínica (no médica) y se irá a una casa alquilada en el barrio San Andrés del complejo Villanueva, en el Tigre. Allí pasará las próximas semanas, hasta que se defina cómo y dónde realizará el tratamiento de fondo para su adicción al alcohol.

En paralelo, hoy trascendió la primera foto de la internación de Maradona. La publicó su médico de cabecera, el neurocirujano Leopoldo Luque, quien se encargó del procedimiento quirúrgico. "Te di mi palabra. Vos confiaste y los dos cumplimos. Esto continúa, pero hoy festejamos este gran paso juntos. Te deseo paz en familia. Te amo para siempre", escribió Luque junto a la foto en la que se lo ve sonriente junto a Maradona.

Este martes se había tomado la decisión de que Diego no volviera ni a Brandsen ni a Ezeiza, por la distancia de esas dos localidades con las casas de sus hijas Dalma y Giannina (las dos viven en zona norte), y con la clínica Olivos, ante cualquier eventualidad. Por eso un destino en Tigre asomaba como mucho mejor para su rehabilitación.

Matías Morla, apoderado de Maradona, confirmó en la mañana de este miércoles que el ex capitán del seleccionado se retirará hoy de la clínica. Y que pasó por "el peor momento de su vida". "Diego está entero y hoy está prevista el alta. Hay Diego para rato, con la unión de su familia y de los profesionales de la salud, él va a estar feliz", dijo Morla en la puerta de la clínica sobre la avenida Maipú, en Vicente López.