La salud de Carlos Bilardo: ¿qué enfermedad tiene el ex DT de la Selección argentina?

Semanas después de haber sido internado por un deterioro a causa del síndrome Hakim-Adams, el Doctor recibió el alta médica.
Semanas después de haber sido internado por un deterioro a causa del síndrome Hakim-Adams, el Doctor recibió el alta médica.

Luego de haber sido internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), donde estuvo en terapia intensiva con pronóstico reservado, a principios de julio del 2019, por un cuadro de deterioro de la enfermedad que padece, Carlos Salvador Bilardo recibió el alta este miércoles y seguirá su recuperación en una clínica privada.

El entrenador campeón del mundo con la Selección argentina en 1986, de 81 años, sufre el síndrome Hakim-Adams, una enfermedad neurodegenerativa que le fue detectada a fines de mayo de 2018, cuando debió ser internado de urgencia en la clínica FLENI. Desde aquel momento, el DT fue sometido a numerosas operaciones y quedó en tratamiento constante para intentar mejorar su calidad de vida.

El síndrome Hakim-Adams también conocido como hidrocela de presión normal (HPN) o hidrocefalia normotensiva, es una enfermedad que afecta a personas de la tercera edad, en su mayoría hombres, y muchas veces es diagnosticada de manera equivocada porque se confunde con el Alzheimer, el Parkinson o con cuestiones propias de la vejez. Entre sus síntomas principales se encuentran los trastornos de memoria y de estabilidad, mientras que a medida que el cuadro progresa también se manifiestan cambios constantes de humor, problemas de atención, incontinencia urinaria y demencia.

Los síntomas asociados a la enfermedad se generan a partir de la acumulación de líquido cefalorraquídeo en las cavidades cerebrales, por lo que muchas veces a los pacientes se les implanta una válvula que deriva ese líquido hacia el abdomen, donde es reabsorbido por el cuerpo. 

Tras aquella primera internación, Bilardo no volvió a aparecer en público, pero en abril de este año se lo vio en una foto junto a algunos de los campeones de 1986, que fueron a visitarlo en su recuperación. Poco tiempo después de aquel encuentro, el entrenador fue ingresado en el IADT, donde finalmente, luego de semanas de pelearla, recibió el alta tras superar un cuadro de extrema gravedad, aunque ahora seguirá un tratamiento y le realizarán controles en una clínica especializada.

Qué leer a continuación