Sainz: Los límites de pista muestran que las pistas se equivocaron

Jonathan Noble
·2  min de lectura

El fin de semana pasado, la F1 sufrió con la estricta aplicación de los límites de la pista en los entrenamientos del Gran Premio de Portugal, cuando la FIA se vio obligada a eliminar 125 tiempos el viernes porque los pilotos se habían ido largo.

A eso se unieron las escenas extrañas en la clasificación de las 24 Horas de Spa, cuando no había límites en la pista y los coches aprovechaban por las escapatorias hasta acercarse a las barreras.

La F1 y Spa acabaron imponiendo mejores soluciones para el resto del fin de semana, pero Sainz cree que el continuo dolor de cabeza que dan los límites de pista es una simple consecuencia del uso excesivo de las escapatorias de asfalto.

"Sinceramente, prefiero lo que teníamos aquí [en Portugal] que lo que vi en Spa", dijo Sainz.

“La pista en Spa cambió completamente cuando ves lo que estaban haciendo los chicos y en qué pista conducían. No tenía nada que ver con la pista de Spa que normalmente recorremos".

“Eso simplemente demuestra que los circuitos, en mi opinión, han ido demasiado lejos. Parece que Spa ya ha reaccionado gastándose 80 millones [de euros en mejoras] para recuperar escapatorias de grava".

También lee:

Szafnauer: "Pérez y Hulkenberg pueden ser compañeros de Verstappen" Horner explica por qué no quiere a Gasly para Red Bull La vieja idea que ayudó al progreso de Ferrari

“Así que creo que muchos de los circuitos a los que vamos terminarán dándose cuenta de que, junto con la FIA, tomaron algunas decisiones equivocadas al deshacerse de la grava, al deshacerse del césped y al deshacerse de los objetos o cosas naturales que los pilotos esquivan cuando sobrepasan los límites demasiado y se abren".

“Espero que Spa sirva de ejemplo para las futuras pistas a las que vamos, de que no se puede seguir en la dirección en la que iban hasta ahora”.

Después del problema del viernes en Portimao, cuando todos los pilotos fueron penalizados al menos una vez por atravesar las líneas del borde de la pista, la FIA relajó las reglas y consideró que solo habría infracción cuando un monoplaza pasara los bordillos exteriores.

Sainz cree que esa era una solución mucho mejor, porque había sido demasiado difícil para los pilotos juzgar perfectamente cómo permanecer dentro o fuera de una estrecha línea blanca.

"La línea blanca era demasiado estrecha para que los pilotos la calculáramos a 300 km/h", dijo. “Simplemente no tenemos la capacidad extrema de clavar cada esquina por una línea blanca, por lo que siempre habrá un error y la atravesarás".

"El bordillo rojo y blanco es mucho más fácil para nosotros de calcular y de detectar en la pista cuando vamos a 300 km/h".