Súper Astro Jr. planea revivir a los "Cadetes del Espacio"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- Ansioso y desesperado por volver a luchar con público, así está Súper Astro Jr., quien confía en que el 2021 sea mejor para la lucha libre. "Es nuestra vida, lo que nos alimenta", acepta.

Pese a todo, el encierro y la falta de actividad, lo motivan a imaginar un regreso distinto. "Hemos platicado acerca de hacer equipo con Sonic y Halcón Suriano Jr., a los dos los he enfrentado y creo que sería una tercia que haría mucho ruido. Me gustaría mucho revivir el concepto de las tercias, con los nuevos ‘Cadetes del Espacio’".

Un equipo con el que su padre, Súper Astro, rompió esquemas. "Conviví mucho tiempo con ellos de niño, cuando acompañaba a mi papá a las funciones. La primera tercia que me gustaría enfrentar es a los Dinamita, en una lucha por los campeonatos, para que vean que hay talento y no por estar chiquitos, nos vamos a dejar".

También quiere calarse con los Cancerberos del Infierno, los rudos de moda en el Consejo Mundial de Lucha Libre. "Me siento más fuerte, enfocado y con un estilo de lucha diferente. El 2020 fue un año de aprendizaje en muchos sentidos, y espero el regreso de las actividades para que la afición vea a la mejor versión de Súper Astro Jr.".

Sabe que el tiempo pasa, pero las comparaciones con su progenitor no. "Arriba del ring no me ha pesado el nombre, el personaje me adoptó y me siento muy a gusto. Pesa más en el gimnasio, porque tengo que prepararme al doble para responder. El tamaño no importa, hay muchos ejemplos de ello, como mi padre y Rey Mysterio. Mi papá me ha sabido enseñar a vivir la lucha libre en todos los sentidos, lo único que me pide es seguir entrenando, porque las oportunudidades llegan solas".

Además de la pasión por azotarse, de su padre heredó algunas rivalidades, que tarde o temprano explotarán. Con el Villano III Jr., por ejemplo, hijo del verdugo de la incógnita de Súper Astro. "Si no me ha volteado a ver, es porque sabe que tengo mucho talento. Él y Atlantis Jr. son muy buenos luchadores, pero estoy preparado para el reto que sea. Luchar sin público es difícil, pero saber que la directiva está más atenta a nuestro trabajo, nos motiva a dar el máximo".

Y es que luchar ha sido parte de su vida siempre. "Practico lucha libre desde los cinco años, y siempre he estado pegado a mis profesores. Estoy agradecido con todos ellos, porque ahora que recurrimos al estilo clásico, saqué llaves que me enseñó mi tío Solar, castigos que ya no se hacen y que sorprenden a rivales y aficionados".