Sérgio Oliveira, el motor del Oporto

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lisboa, 11 mar (EFE).- Como el mexicano Herrera, del Atlético, o el luso del PSG Danilo Pereira, Sérgio Oliveira tuvo que "emigrar" del Oporto para tener minutos. Ahora es el líder de la medular portista, guía a "los dragones" en Champions y la selección de Portugal espera su mejor versión.

A sus 28 años, Sérgio Oliveira ha explotado en la Liga Portugal y ha mostrado sus excelentes condiciones tanto en la fase de grupos como en los octavos ante el Juventus de Turín, donde, incluso, fue el goleador de la noche en la que el Oporto dejó en la cuneta a la "Vecchia Signora" de Cristiano.

En la Liga Portugal, Sérgio Oliveira, un jugador que destaca por su buena llegada, la capacidad organizativa y el espíritu defensivo, lleva una decena de dianas, mientras que en la Liga de Campeones ha logrado 5 goles en 7 encuentros, con el valor añadido de que sus tantos han sido providenciales.

Este futbolista comenzó su andadura con el balón ya de niño en Paços de Brandão, la ciudad norteña donde nació en 1992.

La proximidad de su localidad con Oporto y su talento natural con el esférico lo llevaron a la cantera blanquiazul, en la que ingresó con diez años.

Hasta 2009, el aguerrido centrocampista recorrió todas las etapas de los dragones hasta que recibió la llamada más soñada de cualquier canterano. Jesualdo Ferreira, ex del Málaga y entonces entrenador del primer equipo del Oporto, decidió subirlo para disputar un encuentro de la Copa de Portugal.

Fue el 17 de octubre de 2009 y Sérgio Oliveira no defraudó. Jugó los 90 minutos, ganaron 4-0 al Sertranense y dio una asistencia de gol. Se convirtió en el jugador más joven de la historia del Oporto en vestir la elástica del primer equipo.

Era el Oporto de Hulk y del colombiano Falcao y en la medular tenía que competir con futbolistas consolidados como Rúben Micael o Raúl Meireles

Por eso, en las siguientes temporadas Oliveira y el Oporto optaron por las cesiones para, así, tener minutos de competición.

Primero, al luso Beira-Mar, después al belga Malinas y, tras pasar por el Penafiel luso, regresó al Oporto en 2012.

No fue hasta la 2013-2014 cuando se presentó la primera decisión drástica de su carrera: abandonó el Oporto y fichó por el Paços de Ferreira.

Tras dos temporadas en "los castores", Oliveira fichó por el Oporto, que lo volvió a ceder, en esta ocasión al Nantes francés, donde jugó la campaña 2016-2017 bajo las órdenes del que hoy es su técnico, Sérgio Conceição.

Al año siguiente los dos regresaron al Oporto, pero entre enero y junio de 2019, Sérgio Oliveira hizo las maletas y jugó en el Paok de Salónica griego, ya que tenía muy difícil entrar en el once inicial, con Herrera y Danilo como ejes del centro del campo.

Ahora, con Conceição a los mandos y Oliveira como buque insignia, el Oporto quiere hacerse grande de nuevo en Europa. Algunos ya sueñan con la tercera Champions

La Liga Portugal está más complicada, ya que son terceros a 10 puntos del Sporting.

Otro de los retos de Sérgio Oliveira, consolidarse en "las quinas", donde Fernando Santos ya lo ha llamado en cinco ocasiones. La próxima semana dará la lista de los partidos que se disputarán este mes para la fase de clasificación del Mundial de Catar, donde el medio portista a buen seguro que estará entre los elegidos, si las lesiones lo respetan.

Andrea Caballero de Mingo / Carlos García

(c) Agencia EFE