¿Ya conoces estas rutas ciclistas de México?

Si lo tuyo es andar en bicicleta, toma nota de estas rutas, para principiantes, expertos y turistas de México.

Ciclotón de la Ciudad de México. El último domingo de cada mes la Ciudad de México cierra varias vialidades para crear un circuito de 32 kilómetros. Esta ruta es apta para principiantes y expertos, además de tener un ambiente familiar y ser muy segura, pues no solo no hay automóviles circulando contigo, sino que hay muchos puntos de apoyo al ciclista, así como mecánica.  

El Ciclotón que se lleva a cabo el último domingo de cada mes tiene una longitud de 32 kilómetros. Foto: Jeffrey Greenberg / Universal Images Group / Getty Images
El Ciclotón que se lleva a cabo el último domingo de cada mes tiene una longitud de 32 kilómetros. Foto: Jeffrey Greenberg / Universal Images Group / Getty Images

Desierto de los Leones. Se trata de una ruta técnica de 20 kilómetros, que si bien es apta para todo tipo de ciclistas, sí requiere de un poco más de preparación, pues consta de muchas subidas. La ruta no es pavimentada, por lo que es una buena forma de entrenarse para ciclismo de montaña, aunque no imposible para bicis menos especializadas. Toma una hora recorrerla, mientras disfrutas de paisajes boscosos muy cerca de la CDMX.

Azcapotzalco – Pirámides de Teotihuacán. La ruta es de 106 kilómetros, y aunque es relativamente fácil, pues casi no tiene curvas ni subidas, gran parte es en carretera, por lo que es necesario no solo llevar equipamiento adecuado, sino estar bien preparado y de preferencia ir en grupo. Se recorre en unas 6 horas, con el incentivo de que puedes conocer el Pueblo Mágico de Teotihuacán y conocer su famosa zona arqueológica. 

Ir en bicicleta a Teotihuacán y recorrer este pueblo te permitirá acercarte a las famosas pirámides. Foto: Getty Images
Ir en bicicleta a Teotihuacán y recorrer este pueblo te permitirá acercarte a las famosas pirámides. Foto: Getty Images

Ciclopista Rural. Construida sobre lo que era el ferrocarril a Cuernavaca, esta ruta arranca en la carretera Picacho-Ajusco, y tiene 30 kilómetros de ida, siendo casi todo subida, y que se puede recorrer en unas dos horas. Después hay que regresar, pero es casi todo bajada, por lo que es importante tener los frenos en buen estado.

Toda la ruta está pavimentada, lo que permite una buena opción de entrenamiento, y aunque hay algunos puntos donde puedes detenerte a comer algo o descansar, es recomendable no hacer el tramo solo. A cambio ganarás grandes paisajes y un gran entrenamiento ciclista para rutas más avanzadas.

Condesa – Valle de Bravo. Esta ruta, de 133.5 kilómetros, es para ciclistas expertos, pues está llena de bajadas, subidas y curvas. Además, se va por carretera y toma unas 7 horas culminar. Así que, si ya eres un ciclista experimentado, esta podría ser una buena opción. La ventaja es que llegas al Pueblo Mágico de Valle de Bravo, donde puedes disfrutar del paisaje y su comida.

Valle de Bravo es un pueblo que recibe a muchos ciclistas de montaña. Foto: Getty Images
Valle de Bravo es un pueblo que recibe a muchos ciclistas de montaña. Foto: Getty Images

Nevado de Toluca – Valle de Bravo. Es otra opción de ruta ciclista para llegar a este Pueblo Mágico, aunque esta es para bicis de montaña o enduro. Es más corta, pues es de apenas 50 kilómetros de muchos descensos a través de bosques. Así que sería muy divertida, pero también no para cualquiera.

Empezar en el Nevado de Toluca para terminar en Valle de Bravo es una buena opción para ciclistas experimentados. Foto: Getty Images
Empezar en el Nevado de Toluca para terminar en Valle de Bravo es una buena opción para ciclistas experimentados. Foto: Getty Images

Pero también hay ciclismo turístico

Si lo tuyo es andar en bici urbana como turista, entonces estos Pueblos Mágicos serían una opción:

  • Huasca de Ocampo, Hidalgo. Su mayor atractivo son los famosos prismas basálticos a los que puedes llegar, pero también la exhacienda de San Miguel Regla, y la barranca Peña del Aire.

  • El Oro, Estado de México. Fue un pueblo minero, que hoy se puede recorrer en bicicleta para no solo conocerlo, sino disfrutar del paisaje y la cultura local.

  • Isla Mujeres, Quintana Roo. Con apenas 7 kilómetros de largo, este paraíso del caribe merece la pena recorrerlo en bicicleta, pues no solo tendrás acceso a playas a la hora que te sea más cómodo, sino que podrás conocer sus secretos.

  • Tulum, Quintana Roo. Otro destino del Caribe y uno de los favoritos de los turistas que visitan la Riviera Maya. Recorrerlo en bici con calma promete conocer sus zonas arqueológicas, disfrutar de su gastronomía y, por supuesto, sus playas.

@travesabarros

Qué leer a continuación