Lo de Russo con Salvio es un capricho sumamente arriesgado

Franco Formoso

Miguel Ángel Russo no debe apurar a Eduardo Salvio. ¿Para qué arriesgarlo si hay una infinidad de variantes posibles? Que el esquema consolidado no se imponga a costa de la salud, por favor.

Boca Juniors tiene una difícil misión en Porto Alegre. Deberá traerse un resultado positivo de su visita a Inter, aunque es cierto que irá con todos sus titulares y el presente de ellos es mejor que el anfitrión inicial en los octavos de final de Copa Libertadores. Sin embargo, existe un interrogante y el mismo gira en torno a Eduardo Salvio.