"Rusia está preparada para desconectarse de Internet", amenaza la mano derecha de Putin

Tecnología y redes
·3  min de lectura

Rusia está "legal y tecnológicamente" lista para desconectarse de Internet global si es necesario, asegura el ex presidente Dmitry Medvedev, mano derecha de Vladimir Putin, a la agencia de noticias rusa Interfax este pasado lunes.

Las autoridades rusas han coqueteado durante mucho tiempo con la noción de restricciones más estrictas y control de Internet en territorio ruso. Si bien la ley de "Internet soberana" del país aprobada en 2019 le da a Rusia la capacidad de aislarse del resto de la World Wide Web, los expertos han expresado dudas de que Rusia sea capaz de implementar dicha tecnología y auto expulsarse de la red de redes.

Si bien Medvedev dijo que Rusia es capaz de aislar su Internet de la web global, enfatizó que no ve ninguna razón para hacerlo y lo calificó como un "arma de doble filo".

Dmitry Medvedev (izquierda) y Vladimir Putin (Photo by Alexei Nikolsky\TASS via Getty Images)
Dmitry Medvedev (izquierda) y Vladimir Putin (Photo by Alexei Nikolsky\TASS via Getty Images)

Medvedev, quien actualmente es vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo que Estados Unidos retiene "derechos clave de control" sobre Internet, lo que podría resultar en la desconexión de Rusia de Internet global "si sucede algo extraordinario". Señalando otro ejemplo, también dijo que Rusia también podría desconectarse del sistema de pago internacional SWIFT.

"Incluso tuvimos que crear nuestro propio sistema para transmitir información para que podamos intercambiar mensajes electrónicos si esto sucede de repente", dijo.

La declaración de Medvedev se produce inmediatamente después de las protestas masivas que arrasaron más de 100 ciudades rusas durante los últimos dos fines de semana. Las manifestaciones fueron provocadas por la detención del crítico del Kremlin Alexei Navalny y la publicación de su investigación sobre el "Palacio de Putin", que atrajo más de 100 millones de visitas en YouTube. La semana pasada, el regulador de comunicaciones de Rusia dijo que multaría a siete empresas de redes sociales por no retirar videos que promocionen las protestas.

También en contra de las redes sociales

El vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia también ha afirmado este lunes que las autoridades podrían "ralentizar" el tráfico e incluso "suspender" las operaciones de las redes sociales que asuman una postura "inamistosa" hacia el país euroasiático.

"Si las redes sociales (...) asumen una postura francamente inamistosa hacia Rusia, tenemos la posibilidad de influir en ellas", ha dicho Medvedev durante una entrevista concedida a medios rusos. "Esta la Fiscalía que, llegado el momento, podría adoptar ciertas resoluciones, en particular sobre la ralentización del tráfico o la suspensión de las operaciones", ha agregado.

Así, ha señalado que "la suspensión es una medida muy radical, drástica, mientras que la ralentización del tráfico podría surtir efecto". "No queremos que llegue a eso, pero estoy seguro de que en otros países también se lo están planteando", ha sostenido.

Medvedev ha puesto como ejemplo el caso de China, que cuenta con sus propias redes sociales, y ha incidido en que "no tienen ningún problema", según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik. "En absoluto, se comunican a través de sus propias redes sociales", ha señalado.

Más noticias que te pueden interesar:

Rusia estrecha el cerco sobre los partidarios del disidente Navalni

La creciente indignación contra Putin en Rusia que está detrás de las mayores protestas en décadas

Más de 3.300 detenidos en Rusia por manifestaciones pro-Navalni