Ruptura en el rugby: Tucumán se baja del Regional y la UAR amenaza con desafiliarlo

Alejo Miranda
lanacion.com

El rugby argentino enfrenta un nuevo cisma. La Unión de Rugby de Tucumán abandonó el Torneo Regional del NOA en disidencia con una reglamentación de la Unión Argentina de Rugby y ésta amenazó con desafiliarla.

En desacuerdo con la disposición de la UAR de formar un comité que rija sobre el Regional del NOA, los tucumanos optaron por no jugar más el certamen que ellos mismos habían impulsado 21 años atrás al integrar a Salta, Santiago del Estero y Jujuy. La UAR respondió a través de un comunicado que hace alusión al Artículo 5 de su Estatuto, que refiere a las afiliaciones de las uniones, al tiempo que invitó a Tucumán a rever su decisión y reincorporase al torneo, que pasaría a estar regulado por una comisión especial.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"La Unión Argentina de Rugby podrá conceder la afiliación solamente a las entidades [. ] que acepten expresamente someterse a este Estatuto, a las reglamentaciones vigentes y a las que se dicten en el futuro", reza el artículo citado al inicio del comunicado.

Tucumán no aceptó conformar el comité regional por entender que de esa forma se diluiría el poder que le corresponde por mérito deportivo. Tucumán alberga a 19 de los 28 clubes del NOA que acapararon todos los títulos excepto el primero, en 1999, que Huirapuca (Tucumán) compartió con Gimnasia y Tiro (Salta). Además, se opone al Artículo 71 del Reglamento General que indica que ante la disidencia de alguna de las partes, la resolución cae en manos de la UAR.

"Aceptar eso hubiera implicado la pérdida de autonomía total de parte de las uniones. Tucumán está alineado a UAR, todos estamos de acuerdo en jugar el Regional, en achicar ventanas para acoplarnos al Torneo del Interior [que organiza la UAR], porque consideramos que debe primar la competencia. Pero queremos tomar nuestras propias decisiones", dijo a La Nación Héctor Corbalán Costilla, presidente de la URT. "Lo otro que nos hace mucho ruido es que la UAR diseñe los torneos de cada una de los uniones. Nos acomodamos al calendario y al formato de 10 equipos por división, pero no a que el Regional dure tres meses y el Torneo del Interior, cinco. La fuerza rugby argentino son los clubes, no los equipos."

La UAR no atendió el reiterado pedido de entrevista de este diario.

La situación pone sobre el tapete una serie de discusiones de orden legal. De hecho, los tucumanos ya consultaron a un estudio de abogaos. Por un lado, desde el momento en que Tucumán opta por bajarse del Regional, ya no le cabe la disposición del Artículo 5 del Estatuto de la UAR (el que refiere a las afiliaciones), ya que el Reglamento General(la "reglamentación vigente") hace referencia a "competencias regionales o interregionales", de las que ya no participa. Por otro lado, Tucumán si viola el artículo 62 del Reglamento General, que advierte que "si uno, varios o todos los clubes de una unión provincial desiste de participar en la competencia clasificatoria a competencia nacional [en este caso, el Torneo del Interior] deberá comunicarlo a la UAR [.] a los 30 días de comunicada la competencia [.], caso contrario podrá ser pasible de sanciones."

Es decir que la UAR no tendría la potestad de desafiliar a Tucumán por contrariar sus estatutos, aunque sí sancionarlo por incumplir un apartado del Reglamento General. De hecho ya lo está haciendo al retenerles el dinero que les corresponde a cada unión del NOA por el cumplimiento de objetivos para el desarrollo del rugby (a Tucumán le corresponden unos 460.000 pesos).

"Tenemos un sentimiento de injusticia: nos quitan las asignaciones para que viajen los chicos del seleccionado juvenil. La base del rugby. Todo ha hecho que Tucumán se sintiera bastante vapuleado", continuó el presidente tucumano. "Tucumán cumplió con el 100% de los objetivos, que tienen que ver con cantidad de fichajes, proyectos de inclusión, acciones de difusión como rugby tag. todo. Son asignaciones que vienen de World Rugby para desarrollar el deporte, ni siquiera es plata de la UAR. ¿Cómo quieren que hagamos un rugby más inclusivo? Esas cosas a la URT la bajonean y te hacen preguntarte si vale la pena seguir bajo esta suerte de imperio. Eso es bolsoneo [clientelismo, extorsión]."

Al margen de este caso puntual, surge otra discusión legal más general, de índole casi filosófica: ¿puede la UAR intervenir al interior de las uniones provinciales, que no sólo la constituyen sino que son preexistentes y fundantes? La UAR es una unión de uniones. ¿Hasta dónde tiene potestad de regir al seno de las mismas?

Un conflicto de larga data

La trama es compleja. Tucumán impulsó el Torneo Regional del NOA en 1999 invitando a clubes de Salta, primero, y Santiago del Estero, más adelante (Jujuy también integra la confederación aunque no tiene equipos participantes), pero siempre mantuvo el control total. Un ejemplo: se aseguraba la localía en las finales sin importar el mérito deportivo de los finalistas. Hace varios años que Salta, especialmente, reclama por mayor participación ante la omnipotencia de Tucumán en la toma de decisiones. Paralelamente, la UAR impuso, al igual que en todo el país, modificaciones al formato del Regional, como acortar la extensión certamen (la división superior pasaba este año de 14 a 10 equipos) para que se ajustara a un calendario nacional con primacía del Torneo de Interior. Además, de acuerdo al Reglamento dispuso la creación de un comité como órgano rector con la participación de las cuatro uniones involucradas.

Tucumán fue cediendo en distintas cuestiones, como en la extensión y el número de equipos participantes, pero se plantó ante la creación del comité regional. El primer borrador que elaboró la UAR le otorgaba igualdad de votos a las cuatro partes, algo a lo que Tucumán se opuso de plano. En la segunda propuesta los votos eran proporcionales a la cantidad de clubes, pero el Artículo 71 le otorgaba a la UAR el poder de decisión final en caso de que hubiera disidencia en alguna resolución. "Cualquiera de las uniones miembro de la región pueden recurrir a la Unión Argentina de Rugby solicitando su intervención ante cualquier controversia surgida por resoluciones tomadas por la comisión regional", dice el apartado. Tucumán tampoco avaló esta opción.

La UAR invitó a Tucumán a rever la medida: "Mostrando una vez más nuestra predisposición al diálogo constructivo y vocación de encontrar soluciones superadoras que destraben esta conflictiva situación que atraviesa el juego de esa Región, la Mesa Directiva de la UAR ha decidido conformar una Comisión presidida por el Contador Carlos Barbieri, que tendrá por finalidad mediar y resolver los conflictos suscitados en la Región, priorizando el juego, la competencia, los clubes y sus jugadores por encima de cualquier diferencia política o dirigencial coyuntural", dice el comunicado.

De no haber solución, Tucumán jugará su propio torneo. A diferencia de las demás uniones excepto la URBA, tiene una cantidad de equipos de nivel considerable como para hacer un certamen atractivo y parejo. El Regional del NOA quedaría conformado por Salta, Santiago del Estero y Jujuy. Así, quedan varias incógnitas por resolver. Principalmente, cómo se repartirán las plazas para el Torneo del Interior que comienza en agosto (el NOA tiene cuatro equipos en la división A), qué ocurrirá con sus seleccionados juveniles, árbitros, la sede del Pladar NOA sita en Tucumán, por ejemplo.

En la otra vereda también lamentaron la decisión. "Nos afecta muchísimo en lo deportivo, en el nivel de competencia. Tucumán es el centro del NOA, donde está el mejor rugby", aceptó Carlos Martearena, presidente de la Unión de Salta. "El crecimiento de Salta fue muy grande a nivel de seleccionados y de equipos gracias a Tucumán. Los canales de diálogo siguen abiertos para llevar a buen puerto esta negociación. Aceptaríamos modificar el Artículo 71, pero eso no le corresponde a Salta sino que es una reglamentación de la UAR que nosotros acatamos."

En Tucumán tampoco cayó bien que dos días después de haber sostenido una reunión con las otras uniones del NOA, ya se había diseñado comité, fixture y reglamento del regional sin Tucumán. "Evidentemente ya lo tenían armado y lo sacaron para presionar. Lo único que hizo fue alejar las posiciones", se lamentó Corbalán Costilla.

"Cuando Tucumán nos informa que no iba a integrar el comité decidimos seguir adelante, dejando la puerta abierta para que se sumara en cualquier momento. Habíamos quedado afuera de las asignaciones por estar la región en disidencia con la UAR por no formar el comité y queríamos normalizar la situación", explicó Martearena. "Decidimos hacer un reglamento que es la copia de un torneo juvenil regional que hicimos con Santiago del Estero y Jujuy hace tres años. Fue copiar y pegar y adecuarlo a lo que es un torneo de mayores y lo presentamos. No lo teníamos preparado de antes. Fuimos totalmente conciliadores para tratar de llegar a un acuerdo."

¿Qué ganan las demás uniones sin Tucumán en el NOA? Los clubes, exposición: muchos que estaban en segunda, pasarán a primera. Además, seguramente, cupos para el Torneo del Interior que a través de un regional serían exclusividad de los tucumanos. Pero el certamen pierde competitividad y los jugadores, posibilidades de crecimiento.

"La mayoría de los entrenadores opinamos que apartarnos de Tucumán sería un retroceso tremendo. Siempre hay que tratar de mirar para adelante y para arriba", dijo Arturo Mimessi, primero Puma salteño y entrenador de Universitario de Salta, al sitio Norte Rugby. "Todas estas discusiones dirigenciales ocurren con gente que nunca jugó el Regional. Nadie les pregunta a los jugadores. Todos lo quieren jugar. El crecimiento de Salta y de la región vino a través de la apertura generosa de Tucumán de haber abierto las puertas hace 20 años y de haber formado este Regional que era un orgullo para el rugby del NOA, que fue el primer regional del país. Después todo el país se regionalizó a partir de éste. Romperlo hoy sería un retroceso."

Pérdida de autonomía

La intrusión de la UAR en el seno de las uniones no es exclusivo del NOA. En todos los regionales impulsó cambios con el propósito de reducirlos, idealmente a ocho equipos por división. "La UAR bajó línea hace un par de años de bajar la cantidad de quipos en la primera, un formato unificado para todas las regiones. Si no aceptabas te amenazaban con sacarte las asignaciones para los traslados. Sin esa plata no hay regional posible", contó a La Nación un dirigente santafesino. El Torneo del Litoral pudo negociar nueve equipos en las dos divisiones principales. A favor: la UAR creó una tercera división (que solventa) y así les da participación a más equipos.

¿Por qué la UAR quiere achicar los regionales? Para ampliar Torneo del Interior. Inicialmente, la UAR pretendía hacer un Torneo del Interior con 12 equipos en su división superior, a imagen del Top 12 de la URBA. Ante el rechazado de las uniones provinciales, quedó para este año un certamen con 16 equipos divididos en dos zonas y nueve fechas (siete partidos de clasificación más semifinales y final).

¿Por qué la UAR quiere ampliar el Torneo del Interior? "Hay una fuerte apuesta a la inserción de la televisión. La televisión es dinero, el dinero capta voluntades", respondió Corbalán Costilla. "Nosotros somos un deporte amateur. Cuando entra la televisión es un problema serio para las entidades amateurs. Encima los clubes no reciben una moneda."

¿Por qué la UAR utilizó un parámetro distinto para con la URBA? Buenos Aires ya había votado en 2014 un Nacional de Clubes de 9 fechas, pero en 2017 creó un Top 12 de 24 fechas que se superpuso con éste por su gran extensión, que finalmente reducido a dos fines de semana, como se jugará este año (además de contribuir a la extinción del Argentino de Uniones).

¿Por qué las provincias son reticentes a un Torneo del Interior ampliado? "Los Regionales son torneos de clubes, el Interior es un torneo de equipos; sólo juega la primera. Atrás hay todo un club que queda escindido: las intermedias, las juveniles. Ése es el rugby de base", entiende Corbalán Costilla. El mencionado dirigente santafesino agregó: "Acá tenemos cada vez más juveniles en los clubes, hay más divisiones más allá de la primera. Si levantan la copa en julio, ¿cómo mantenés la motivación para que sigan jugando hasta fin de año?".

La unidad del rugby argentino está en juego. Las posiciones están alejadas. Así, pierden todos.

Qué leer a continuación