Rumbo a Tokio: Maico Casella y Lucas Vila, los Leones que sueñan con los Juegos Olímpicos

Olivia Díaz Ugalde
lanacion.com

Lucas Vila y Maico Casella

No hay otro tema en las entrañas del seleccionado masculino de hockey que no sean los Juegos Olímpicos. Son tantas las ganas por volver a sentir lo vivido en Río 2016, que la motivación sobra. Son los Leones de oro y eso no se los quitará nadie. Son ellos quienes construyeron aquel equipo que gritó campeón. Hubo cambio de técnico, jugadores retirados, excluidos y alejados. También llegaron nuevos compañeros, nuevas energías. Hubo cambio táctico y de calendario. Superpoblación de partidos y temporadas más calmas. Pero algo no cambió: el hambre por seguir en la elite, y esas ganas indescriptibles por formar parte del equipo que viajará en busca de la defensa del título.

"Tokio es el monotema y desde el día uno que lo tenemos en la cabeza. Después de lo que pasó en Río, que nos marcó tanto, todos queremos volver a jugar los Juegos Olímpicos. Así que, sí, está muy presente y vamos a prepararnos para eso", describe Lucas Vila, una de las figuras de aquel equipo campeón.

Volvieron a los entrenamientos después de un mes de descanso, aunque de descanso tuvo poco. Si bien no tuvo la carga de entrenamientos y sesiones en el Cenard, cada uno se entrenó por su cuenta. Al pie de la letra, se exigieron y siguieron los planes enviados por Gastón Bergner, el preparador físico. Son conscientes de las exigencias que trae este nuevo año, ninguno quiere dejar pasar su oportunidad y, si bien la receso será corto, la temporada vendrá cargada de desafíos. Por eso se prepararon al ciento por ciento, y hoy se animan a soñar.

Dos de los jugadores que integran la lista de los Leones comparten su sueño: uno quiere volver a repetirlo, el otro experimentar su primero. Con la precisión con la que tiran al arco y la convicción con la que eluden a sus contrincantes, Maico Casella y el Colo Vila hablan con LA NACION y muestran la buena onda dentro del grupo, la camaradería. A la par, no pueden ocultar sus ansias por quedarse con uno de las 16 lugares para Tokio 2020.

Los Leones debutarán ante España por la Pro League el 7 de febrero a las 20.30 en el Cenard y volverán a enfrentarse el sábado. La semana siguiente (15 y 16) volverán a ser locales ante Holanda, también en el Cenard.

-¿Cómo se controla la cabeza y se calma la ansiedad a seis meses de los Juegos Olímpicos y todo lo que eso implica?

-MC: Yo que sé... la verdad que controlar las ansiedades es difícil, no te voy a mentir. Creo que todos estamos hace más de un año pensando en Tokio, con la cabeza ahí. Trabajamos para intentar estar tranquilos, disfrutar de los entrenamientos y aprovecharlos al máximo, sabiendo que el tiempo va a ir pasando. Pero, sí, es el único tema. Todos estamos con eso y si le preguntás a cualquiera del plantel es en lo único en lo que se piensa.

-LV: Es difícil porque desde el día uno que estamos con Tokio en la cabeza y todavía falta un tramito. Pero después empezamos a practicar, a competir y van pasando los meses y ya estamos en julio, así que pasa rápido pero lento a su vez. Hay que ir manejando la ansiedad, y seguir entrenando duro. Queremos llegar lo mejor preparados que se pueda, exigirnos al máximo desde lo físico, e ir liberando y trabajando la cabeza para no llegar tan abrumados de la cabeza.

-¿Tendrán una presión extra como defensores del título?

-LV: Puede ser una presión, pero porque ahora la prensa o la gente espera más de nosotros desde Río 2016. Es un papel que hay que asumirlo. Tuvimos cuatro años para hacerlo. Creo que llegamos bien preparados de la cabeza y vamos a hacernos cargo de lo que logramos. Estamos trabajando para ir a tratar de defender el título.

El año 2019 fue el de la consolidación. Tras una temporada de adaptación al nuevo cuerpo técnico y al sistema de juego, sumado al recambio lógico de jugadores, todos lograron ensamblarse. Fue así que lograron sacar su pasaje olímpico tras ganar los Juegos Panamericanos de Lima frente a Canadá por 5-2. Además, si bien no pudieron clasificarse a las finales de la Pro League, el nuevo formato del torneo les permitió probar nuevas combinaciones y jugadas, y para los jóvenes fue su oportunidad para sumar minutos en cancha a nivel internacional.

Para esta pareja de delanteros, además, tuvo un sabor especial el cierre de año. La Federación Internacional de Hockey los nominó para los premios que se entregarán en febrero. Vila fue nominado como Mejor Jugador del año, mientras que Casella fue reconocido en su nominación a Mejor Jugador Junior del año. Este reconocimiento fue la frutilla del postre. Ninguno quiere pensarlo demasiado, pero, sin dudas, fue una caricia al alma y un envión anímico para lo que se viene.

-Se dio un recambio de jugadores después de Río, si bien se mantuvo la base del equipo, sumado al cambio de entrenador, ¿cómo está el equipo?

-LV: Pasaron muchas cosas estos años, después del Chapa (Carlos Retegui) hubo muchos cambios fuertes. Él nos dejó una huella muy fuerte, salimos campeones, fueron muchas cosas que cuesta mantener y vino un recambio lógico con Germán a la cabeza. Se sumaron muchos chicos jóvenes hace uno o dos años que sumaron su experiencia, tuvieron muchos minutos y nos entrenamos todo el año a la par. Así que estamos bien, la base sigue siendo la misma de hace algunos años, y eso también está bueno. Tuvimos un cambio en el córner con la incorporación de Leandro Tolini y es algo en lo que hay que seguir trabajando. Pero como todo, son circunstancias que van pasando en el camino; hay que tomarlo para que nos fortalezca y para que no debilite al equipo.

-¿Costó adaptarse a los cambios?

-LV: El córner corto es una pieza fundamental que nos dio mucho, y ahora hay que volver a explotarla para que nos de goles y triunfos. Después, el sistema de juego es un poco lo que veníamos haciendo y Germán le sumó aspectos nuevos que todavía hay que seguir puliendo. En el arco sigue Juan Martín Vivaldi, que es una garantía, pero bueno en el desarrollo de juego todavía nos falta afinar algunas cositas de acá a julio para llegar de la mejor manera.

-¿Qué le vinieron a aportar los más jóvenes al plantel? ¿Qué aprendizaje te llevas de estos años?

-MC: La adaptación fue buena y los más grandes nos supieron incluir dentro del grupo. Siempre están atentos a lo que nos pasa, a cómo nos sentimos y nos dan una mano, una palabra de aliento. Así que viene bien. Siento que nos estamos uniendo muy bien y es algo buenísimo de cara a Tokio. ¿Aprendizajes? ¡Un montón! Dentro de la cancha siento que crecí muchísimo, aprendí mucho de mis errores. Afuera se dio en las convivencias, en los valores que nos supieron inculcar, las giras te dejan esas enseñanzas que no se aprenden en otra parte.

-¿Qué esperan de los Juegos de Tokio?

-LV: Las ganas de volver a vivirlos no es algo que se pierde tras ganar una medalla, no creo que a ningún atleta se le vayan esas ganas después de haber ganado el oro. Todo lo contrario. Por eso crece la motivación de volver a estar, de seguir creciendo y potenciándonos. Todos tenemos muchas ganas de que vuelva a pasar lo que pasó en Río.

-MC: Pff.¿qué espero? ¡Qué pregunta! Esperar mucho no sé. Es algo que pensé y soñé toda mi vida. Los más chicos intentamos pensar cómo es, qué se vive, todo. es inimaginable. Así que hay que dejarlo todo para poder quedar en la lista para poder disfrutarlo.

Cómo se juega la Pro League

Las Leonas y los Leones debutarán este fin de semana en la segunda Pro League l. La segunda competencia de mayor importancia a nivel internacional se puso en marcha el 11 de enero y este viernes tendrán su primer desafío los equipos argentinos. En las instalaciones del Cenard, desde las 18, la selección femenina jugará frente a Estados Unidos, mientras que los hombres se verán las caras con España.

El nuevo formato del torneo internacional, incluye 144 partidos, en los que los argentinos serán locales ante: Estados Unidos, Holanda, Alemania y China (mujeres) y España, Holanda, Alemania e India (hombres). El partido inaugural lo jugaron China y Holanda -último campeón- en mujeres, mientras que Bélgica y Holanda jugaron en la rama masculina. El partido final será el 28 de junio de 2020.

Durante el mes de febrero, los combinados nacionales volverán a ser locales. Los días 15 y 16, también en el Cenard, disputarán la serie frente a Holanda. Luego, en mayo, llegará Alemania, rival a vencer los días 30 y 31, tanto por las Leonas como por los Leones. Mientras que el 5 y 6 de junio llegarán los equipos de India (caballeros) y China (damas). Ambas series se jugarán en Club Natación y Gimnasia, Tucumán.

Qué leer a continuación