Rumbo al premio Puskas: el gol de arco a arco que festejó Chivas en México

LA NACION
lanacion.com

El partido por la última fecha de la fase regular de la Liga MX se moría. Chivas de Guadalajara vencía por 2-1 a Veracruz en su estadio cuando Antonio Rodríguez, arquero de los locales, vio cómo sus rivales quedaban desbalanceados en defensa. Tomó la pelota y no lo pensó dos veces: derechazo al aire, bien fuerte. La pelota recorrió todo el campo de Chivas y casi todo el de su rival. Picó una vez, entró al área y nadie pudo interponerse en su trayectoria; Sebastián Jurado, el arquero rival, había ido en vano en busca del empate en un tiro de esquina para Veracruz. Conclusión: gol de arco a arco y 3-1 final. Rodríguez inició el festejo loco con sus compañeros.

La victoria supuso que las Chivas cierren el año con tres victorias consecutivas. Además, su delantero Alan Pulido terminó con 12 goles, los mismos que Mauro Quiroga, de Toluca. Ambos fueron los goleadores del Apertura. De todas maneras, el triunfo ante el complicado Veracruz (arrastra problemas económicos y se mantuvo en la Liga MX luego de que su dueño, Fidel Kuri, pagara una multa) fue estéril para las Chivas: quedaron en el décimo puesto, fuera de los lugares de la Liguilla, que definirá al campeón.

La cuenta oficial de las Chivas, club del empresario Jorge Vergara, fallecido hace unos días en Nueva York, ya había adelantado que Rodríguez le pegaba a la pelota con una precisión inusitada. Un tuit de principios de noviembre mostró al arquero haciendo un despeje e incrustando el balón en un arco.

Qué leer a continuación