Ruiz, Wilder y Farías: millones, desquites y olimpismo

Osvaldo Principi
lanacion.com

El estadounidense Andy Ruiz, hijo de mexicanos, de bigote simple y sonrisa aniñada, con un cuerpo poco atlético de 1,88 metros y 113 kg de peso, en donde cuesta encontrar músculos, se convirtió en uno de los personajes de 2019. No sólo por lograr el campeonato mundial de los pesados sino por la inesperada eyección que tuvo hacia él mismo. Su llegada a Diriyah (Emiratos Árabes) provocó un suceso curioso en un área de pasiones desconocidas en torno del boxeo. Inició, además, las jornadas promocionales para el combate desquite que el próximo sábado 7 de diciembre afrontará contra el inglés Anthony Joshua, por el cetro pesado (AMB-OMB-FIB), considerado como el máximo evento de este año.

Ruíz, que posó en las primeras fotos, alternando su tradicional sombrero mexicano y el clásico turbante desértico, anticipó que sorprenderá a todos con su nuevo cuerpo, con una estructura atlética mucho más atildada que la expuesta cuando noqueó a Joshua, en el séptimo round, el 1 de junio último, en el Madison Square Garden, en Nueva York. Al respecto, el ex campeón mundial Mike Tyson aseveró: "Es un error quitarle kilaje a Ruíz. Debe pelear igual y en base a su fuerza. No debe cambiar nada".

El promotor inglés Eddie Hearn, corroboró que los inversionistas locales aseguraron una distribución de cuarenta millones de dólares para los púgiles. Ruiz recibirá nueve millones -tal lo estipulado en el contrato firmado en el match anterior- y los ingresos de Joshua, superarán los treinta millones "verdes". Se estima que se agotarán las 15.000 entradas puestas a la venta en el impecable estadio Diriyah Arena. A siete días del primer campanazo. el combate por el título ya está en marcha.

Wilder vs. Fury ¿el 22 de febrero?

Tras el espléndido KO logrado ante el cubano Luis Ortiz, el sábado último, en Las Vegas, el norteamericano Deontay Wilder, campeón del Consejo Mundial de Boxeo, anunció que reanudará sus entrenamientos el 31 de diciembre venidero con el objetivo de concretar su pleito desquite, a la brevedad, con el inglés Tyson Fury, con quien empató el 1 diciembre de 2018. La fecha anunciada en principio sería el 22 de febrero de 2020. De ser así, daría a la categoría pesado una continuidad de grandes peleas que elevarían su expectativa y su nivel en un modo insospechado.

La gestión no será fácil de concretar dado que la relación de los promotores Bob Arum, representante de Fury, y Al Haymon, promotor de Wilder, no es la mejor. Quizá, los números finales de este gran negocio simplifiquen todo.

Érica "Pantera" Farías, a los Juegos Olímpicos

La bonaerense Érica "Pantera" Farías, ex bicampeona mundial (CMB) fue invitada por la Federación Argentina de Box (FAB) a integrar el equipo femenino nacional que participará de las pruebas clasificatorias a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El objetivo de 2020 para Érica Farías está en los Juegos Olímpicos de Tokio

Pese a que aun se ignoran las reglas que el Comité Olímpico Internacional (COI) impondrá en esta competencia, la FAB aparentemente dará su apoyo para que los boxeadores profesionales representen al país en Oriente. ¿Qué pasará con los amateurs, integrantes de la selección nacional, tras tanto sacrificio para llegar a Tokio 2020? ¿Habrá, además, algún firmante responsable, en primera persona, para aprobar el choque entre un amateur y un profesional, en caso de que se apruebe esta regla olímpica? Todo esto resulta tan pobre como penoso. Parece sintetizar el presente del boxeo amateur, cercano a su extinción y sepultado por un profesionalismo amarillo y codicioso, que se lo apoderará a la brevedad.

Qué leer a continuación