El rugby necesita nuevas fórmulas: un escenario distinto a causa de la pandemia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Beyonce y Jay-Z disfrutaron juntos de un partido de la NBA viendo a los Milwaukee Bucks vs los Brooklyn Nets
The Grosby Group

¿Dónde coincide el rugby con las cantantes Rihanna y Alicia Keys o con los futbolistas Kevin De Bryne y Marcus Rashford? En la empresa de entretenimientos Roc Nation, fundada por el rapero Jay-Z, que acaba de firmar un contrato de asociación con United Rugby Championship (URC), la nueva competencia del top rugby internacional que comenzará en septiembre con la participación de 16 equipos de Sudáfrica, Gales, Irlanda, Escocia e Italia. El torneo es una versión ampliada del antiguo Pro 14, con la llegada de las cuatro franquicias sudafricanas –Lions, Sharks, Bulls y Stormers– que hasta 2020 jugaban el Súper Rugby que, junto a los Jaguares argentinos, fue borrado por la pandemia.

Jay-Z y Beyoncé, durante el rodaje de material audiovisual hace dos años en Jamaica
Jay-Z y Beyoncé, durante el rodaje de material audiovisual hace dos años en Jamaica


Jay-Z y Beyoncé: el rapero tiene negocios y proyectos varios con el rugby

No será la primera pisada de Roc Nation en el rugby. Ya representa, por ejemplo, al sudafricano Siya Kolisi y al inglés Maro Itoje, quienes mañana se estarán enfrentando en el primer test entre los Springboks y los British&Irish Lions. Jay-Z también tiene importante crédito en el Saracens inglés y en los Sharks sudafricanos. El arribo al URC constará en aportarle todo su bagaje en marketing, tecnología y en abrir nuevos mercados en los patrocinadores. La empresa del marido de la cantante Beyoncé llegó de la mano de CVC, la compañía de capital de riesgo que tiene una porción en el torneo y que acaba de firmar un convenio de 365 millones de libras para asociarse al 6 Naciones –masculino, femenino y M20– durante 20 años.

Es un nuevo escenario que presenta el rugby profesional tras el impacto que causó la pandemia. Está claro que si hay algo que el virus no detuvo ni detendrá virus fue al deporte de alta competencia. La gira de los Lions por Sudáfrica tiene la misma lógica que los Juegos Olímpicos que están por comenzar en Tokio. Hay que salvar las ganancias económicas de las corporaciones y brindarse a la televisión aunque no haya gente en los estadios, aunque la población no esté de acuerdo y aunque las nuevas cepas sigan avanzando. Sin dinero por la compra de entradas y con sponsors que se retraen ante la crisis mundial, el rugby, como el resto de los deportes, busca nuevas fórmulas.

Otro gigante, en este caso de Silicon Valley, también golpea a las puertas del rugby en estos días. La tecnológica Silver Lake ha ofrecido 387,5 millones de dólares por el 12,5 por ciento de la Unión de Rugby de Nueva Zelanda. El acuerdo fue aprobado por la dirigencia, ya que la pandemia le causó pérdidas de 34 millones de dólares en 2020, que se agregan al déficit de 7,4 millones en 2019. Para NZ Rugby significaría conseguir buen dinero y pronto, aunque es posible que el negocio sea mucho mayor para Silver Lake. También le facilitaría el acceso a todo lo tecnológico, incluidos los videojuegos, el rubro que terminó de consolidarse como un gran jugador en el mundo del entretenimiento y al que Agustín Pichot apuntaba en su candidatura a la presidencia de la World Rugby.

All Blacks: quién es Sam Cane, designado nuevo capitán de la selección.
REUTERS


Sam Cane, capitán de los All Blacks, rechazó un acuerdo con una empresa tecnológica (REUTERS/)

Pero la Asociación de Jugadores, con la firma entre otros de Sam Cane, el capitán de los All Blacks, ha rechazado el acuerdo. Tiene el poder para hacerlo. Los jugadores estiman que un convenio de esta naturaleza puede ir en contra de la cultura del rugby neozelandés. También se mira de reojo a este tipo de empresas. Silver Lake se ha unido en otros negocios –Twitter, por ejemplo– con Elliott Management, el fondo buitre fundado por Paul Singer.

El United Rugby Championship tendrá equipos 4 equipos de Sudáfrica, Gales e Irlanda y dos de Escocia e Italia. Como el anterior Super Rugby, se disputará en 4 Conferencias (Sudáfrica, Irlanda, Gales y Escocia-Italia), con sistema de semifinal y final. Europa, poderosa, logró llevarse una parte del Sur. Este viaje sudafricano, que ya había tenido un esbozo en la prepandemia, complica aún más las aspiraciones de la Argentina de volver a tener un equipo en la alta competencia. De este lado del mundo toca por ahora arreglarse con lo que hay, que es muy valioso, y seguir buscando oportunidades.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.