Rugby: se inicia el Seis Naciones con la amenaza del Covid-19 en Europa

Alejo Miranda
·4  min de lectura

Entre la pandemia, la crisis económica que atraviesa el rugby, el debate por los derechos televisivos y la gira de los Lions, estamos frente a un Seis Naciones especial. El primer certamen internacional de 2021 tendrá características unívocas, pero bien puede traccionar como una bisagra de cara al futuro del rugby europeo y, por añadidura, en todo el mundo.

Antiguamente denominado Home Nations, en alusión a su condición de cuna del rugby, el Seis Naciones es el certamen más antiguo y tradicional del planeta ovalado. La primera versión se jugó en 1883 y el modelo 2021 se estrena con el 150º aniversario del clásico más antiguo del mundo: Inglaterra vs. Escocia, a la 13.30.

Fernando Riccomi, a juicio con la UAR por Ceibos: "El daño que le van a hacer al rugby es fenomenal"

Sin público por el covid, Twickenham lucirá como un gigante petrificado. Pero la extrañeza no se limitará a lo que ocurra dentro de los estadios. La cuarentena estricta que atraviesan el Reino Unido y Francia le quitarán a las calles el júbilo acostumbrado en esta parte del año, con los pubs cerrados e, incluso, la imposibilidad de reunirse en casas particulares. ¿Podrán los jugadores mantenerse dentro de las burbujas? Gales ya se quedó sin el wing Josh Adams por dos partidos por haberse reunido con familiares para celebrar que su mujer estaba embarazada.

Ya el solo hecho de que se pueda jugar es digno de festejar, después de que la versión 2020 fuera cercenada en dos partes (las dos últimas fechas se jugaron en octubre). Incluso Francia estuvo en duda hasta último momento por las restricciones para viajar que rigen en la otra orilla del Canal de la Mancha.

Rugby: abandonó el Seis Naciones para hacerle un mágico regalo a su hija

La pandemia no hizo más que acentuar una realidad que ya había empezado a atravesar el rugby mundial desde antes: una creciente crisis económica. Éste será el último Seis Naciones bajo el vigente contrato de televisión (la mayor fuente de ingreso de las uniones nacionales), y para el próximo período hay negociaciones avanzadas con CVC. Según algunas filtraciones divulgadas por medios británicos, esta empresa le vendería los derechos a cadenas de televisión paga, cortando con una tradición (y allí casi un derecho) de llegar a la audiencia a través de la televisión pública. Además, CVC se haría con parte de los derechos de comercialización del certamen, en una alianza sin precedentes.

Aunque todavía sin confirmación, la gira de los Lions en junio sigue siendo lo más saliente del año y para los jugadores británicos e irlandeses es la última oportunidad de ganarse un lugar en el combinado, al menos en la escena internacional.

Inglaterra parte como favorito en el Seis Naciones. Campeones defensores vigentes y también recientes campeones de la Autumn Nations Cup (además de subcampeones del mundo en 2019), los dirigidos por Eddie Jones aparecen como los más sólidos de la competencia. La mayor amenaza es Francia, que ya en 2020 mostró atrevimiento y explosividad de la mano de Fabien Galthié y una camada de jugadores jóvenes muy promisoria. Aunque, sufre por las bajas de Romain Ntamack, Virimi Vakatawa y Thomas Ramos, confía en el poder de desequilibrio de Antoine Dupont, Demian Penaud y Matthieu Jalibert. Secundó a Inglaterra en los dos certámenes de 2020. Abre el certamen a las 11 visitando a Italia en el Olímpico de Roma.

La competitividad de Gales e Irlanda dependerá mucho del resultado del enfrentamiento entre sí de mañana (a las 11.50). La vacuidad del Millennium de Cardiff puede jugarles en contra a los locales, que hasta aquí no han mostrado la solvencia que tenían bajo la batuta de Warren Gatland, Grand Slam incluido en 2019. Irlanda apuesta por el recambio con jugadores que ya probaron sus condiciones en las ligas europeas. Escocia mostró progresos en el Seis Naciones 2020 (venció a Francia y Gales además de a Italia y las derrotas fueron por menos de siete puntos) y confía en la magia del apertura Finn Russell. Italia acumula cinco años seguidos en la última posición y no dio señales de mejoría. Para destacar, el debut del centro surgido de San Cirano Ignacio Brex.

Un argentino en Italia

Ignacio Brex cuando representaba a los Pumitas en 2012, durante un Mundial; ahora, con 28 años, representará a Italia en el Seis Naciones
Fuente: Archivo

En Italia-Francia, en Roma, debutará en el equipo local el centro Juan Ignacio Brex (28 años), nacido en Argentina. El entrenador sudafricano de Italia, Franco Smith, definió el equipo titular para el debut y Brex será el único debutante, señaló la Federazione Italiana Rugby (FIR) al dar a conocer la formación.

Formado en San Cirano, el rugbier argentino se mudó a Viadana en 2016 y desde 2017 se desempeña en el Benetton Treviso. Con pasado en los Pumitas, Argentina XV y Los Pumas 7's, quedó autorizado a fin de año por World Rugby para representar a Italia, luego de haber vestido la camiseta en el Seven.