Por qué De Rossi eligió a Boca

Goal.com Latam

Por el fútbol argentino pasaron algunos de los futbolistas más importantes de la historia, pero nunca antes en la historia un jugador de la elite mundial había elegido voluntariamente llegar a la Superliga. Es cierto, hubo futbolistas como David Trezeguet o Mauro Camoranesi, que no habían tenido una trayectoria en Primera División antes de llegar, pero siempre que eso sucedió existía una ligazón previa con el país. Por eso, el caso de Daniele De Rossi es absolutamente especial: italiano, campeón del mundo, reconocido en todo el planeta, el mediocampista eligió llegar a Boca luego de 18 temporadas en el más alto nivel en Roma. ¿Por qué lo hizo?

Llegó el día: De Rossi debuta en Boca

En tiempos en que todo parece estar regido por el dinero, donde ligas menores desde lo deportivo tientan a grandes figuras con billetes que compensan la falta de competitividad deportiva, el volante sacudió el mercado de pases al tomar una decisión que escapa a esa lógica. Porque fue tomada con el corazón: De Rossi hizo público su amor por el Xeneize hace mucho tiempo atrás y en incontables oportunidades había confesado su deseo de ponerse la azul y oro. Pero, a diferencia de tantos otros que dijeron palabras similares y quedaron en el viento, el volante decidió cumplir su sueño.

Cuentan quienes compartieron vestuario con él que era habitual encontrarlo cantando alguna canción de la hinchada de Boca, que aprendió mirando incontable cantidad de videos en YouTube. Daniel Osvaldo, Diego Perotti y Nicolás Burdisso (el gran responsable de que lo que parecía una quimera se convirtiera en una realidad) debieron responder más de una vez las consultas del italiano, que quería saber lo que se siente ponerse la camiseta de Boca y salir al campo de juego de La Bombonera.

Es cierto que De Rossi ya no es aquel mediocampista todoterreno que dominaba el campo en la Italia campeona de Alemania 2006. A sus 36 años recién cumplidos, el físico no es el mismo y su participación en Roma había declinado en el último tiempo (la temporada pasada jugó 18 de los 38 partidos de la Serie A, 15 como titular), pero su enorme inteligencia y su lectura del juego le permitió ser un jugador importante para el equipo hasta el día que decidió despedirse de la Loba. Ahora aportará su experiencia para ir en busca de la Copa Libertadores, nada más ni nada menos.

"Me habría gustado jugar en Boca a los 20, a los 30 o a los 35. Es uno de mis deseos, siempre lo ha sido. Me encantaría estar en un clásico contra River en La Bombonera. Cuando veo ese estadio, se me va la vida", aseguró De Rossi en la revista Undici, en 2017. La parte del Superclásico, por ahora, no podrá ser: el duelo de la Superliga se jugará en el Monumental. Pero para el resto, empezando por su debut esta noche ante Almagro, el Xeneize lo recibe con los brazos abiertos.

Qué leer a continuación