De Rossi se va de Boca Juniors para salvar a su hija

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 6 (EL UNIVERSAL).- A pocas horas de que Daniele De Rossi anunció su retiro del futbol profesional, las versiones acerca de su decisión apuntan a serios problemas familiares.

El italiano rescindió su contrato con el Boca Juniors, de un día para otro y dijo adiós a las canchas, sin dar mayores explicaciones. Todo hace indicar que todo se debe a que De Rossi quiere regresar a Roma para estar más cerca de su hija Gaia, a quien su exmujer, Tamara Pisnoli, no lo deja verla, además de tener serios problemas con la justicia.

Las versiones hablan que la modelo, quien fue la primera esposa del ahora exfutbolista, ha mantenido presuntos lazos con el mafia italiana, medios locales asumen que una muestra de ello es el hecho de que su padre fue asesinado hace algunos años en lo que se llamó un ajuste de cuentas, ya que su cuerpo fue encontrado con disparos en la boca y en la espalda.

Además, en el 2014, fue acusada de participar en el secuestro y extorsión de un empresario italiano, por lo que estuvo seis meses en arraigo domiciliario. De Rossi, en su conferencia de despedida, no aceptó que su hija tuviera problemas, pero… "es la única que se quedó en Italia, es de otro matrimonio, a sus 14 años necesita a su padre cerca".

Qué leer a continuación