Rory McIlroy vio algo en la casa de Tiger Woods que lo sorprendió

·3  min de lectura
Tiger Woods y Rory McIlroy, durante la primera ronda del PGA Championship de 2020 en TPC Harding Park, en California; rivales dentro de la cancha y amigos afuera
Harry How

Después de la extraña versión otoñal de noviembre pasado, desde este jueves se jugará nuevamente el Masters de Augusta. Ya en su fecha original y con las magnolias y azaleas en todo su esplendor. Más allá de que no habrá argentinos en el field, la gran ausencia será la de Tiger Woods, campeón por última ocasión en 2019 y que se recupera tras un accidente automovilístico sufrido el 23 de febrero pasado, ocurrido a unos 50 kilómetros del centro de Los Angeles.

De todas maneras, hace unas semanas Rory McIlroy tuvo el buen gesto de ir a verlo a su casa durante su convalescencia. Más allá de la rivalidad golfística que sostienen desde hace años, son amigos y dieron sobradas muestras de su buena onda en las caminatas por el fairway en diferentes torneos. El norirlandés contó un dato revelador acerca de la mentalidad ganadora de Tiger: “Fui a visitarlo hace unos días para ver cómo estaba tras el accidente. Llegué a su pieza familiar y vi que ahí estaban sus 15 trofeos de majors, todos juntos. Le dije: ‘Oh, todos esos trofeos juntos, es fantástico. Pero, ¿dónde están los otros?’ Me respondió: ‘No lo sé’. Le dije: “¿Qué?”, y me contestó: “Sí, mi madre tiene algunos y otros están en la oficina y otros más en cualquier parte”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Al irse de la residencia de Tiger, el norirlandés no pudo dejar de pensar en el desdén que mostró Woods con respecto “al resto” de sus títulos, nada menos que 67 en el PGA Tour. “Eso es todo lo que le interesa, ganar majors. Me imagino lo fácil que es el resto del año sin presión o tanta obsesión por ganar”, señaló McIlroy, quien justamente se adjudicó todos los “grandes” menos el Masters. “Debe haber sido como prácticas para él, lo único que le importan son las cuatro semanas de torneos grandes en el año. Me parece una perspectiva genial”.

Masters de Augusta: cómo seguir el primer Major de la temporada

Además de la anécdota de los trofeos, McIlroy describió: “Fue bueno verlo. Estuvo bien observarlo de buen humor. Cuando te enteras de estas cosas y miras el coche y ves el accidente, piensas que va a estar en una cama de hospital durante seis meses. Pero en realidad estaba mejor que eso. Algunos de los que vivimos en el sur de Florida fuimos a visitarlo y estoy seguro de que aprecia eso. A todo el mundo le gustaría verlo de nuevo por aquí en Augusta. Creo que yo mismo, JT, Rickie [Fowler], DJ, Brooks [Koepka], tenemos la responsabilidad de intentar mantener su ánimo alto y mantenerlo en marcha e intentar que vuelva al Masters”.

“Sé que le encantaría estar aquí y estoy seguro de que va a poner todo lo que tiene para tratar de estar listo para jugar aquí el próximo año”, añadió McIlroy, poco antes de jugar nuevamente en Augusta National.

Bryson DeChambeau, un loco de los drives

En la previa del Masters circuló un video bastante particular, directo desde las entrañas de Augusta National. Se puede apreciar a un Bryson DeChambeau absolutamente acelerado mientras pega drive tras drive en el driving range del club. En ese momento, el “Científico” estaba en uno de sus entrenamientos con foco específico en aumentar su velocidad de swing y de pelota.

Mientras Bryson pegaba pelotas como si no hubiese mañana, un ex campeón del Masters lo miraba atentamente a unos metros de distancia. Era Vijay Singh, que a los 58 años parecía no entender la potencia que puede alcanzar el norteamericano en la actualidad. Atónito, Singh veía como DeChambeau pegaba cuatro drivers en menos de 40 segundos. De hecho, el ex número uno del mundo deja escapar una sonrisa tras uno de los golpes de Bryson.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.