Rory McIlroy tuvo un mal arranque en la edición 2021 del Masters

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 8 (EL UNIVERSAL).- Rory McIlroy tuvo un mal arranque en la edición 2021 del Masters, sobre todo cuando le pegó a su padre con una bola sobre el emblemático Augusta National.

Anécdota para la familia del norirlandés, quien batalló toda la primera ronda del Major al terminar con una tarjeta de 76 goles (cuatro sobre par).

En el fairway de la bandera 7, el europeo falló en su segundo disparo, la bola se desvió hacia la derecha y cayó sobre la pierna del señor Gerry, su papá.

"Debo pedir por un guante autografiado", bromeó el padre, mientras cogeaba sobre la galería del Augusta National.

McIlroy busca consagrarse en el Masters y completar el Grand Slam del golf (conquistar los cuatro torneos grandes).