• Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Ronaldinho habla de cómo se puede adaptar el Barcelona a la vida sin Messi

En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

¿Fue difícil retirarse para Ronaldinho? Es una pregunta que uno podría esperar que provoque un suspiro melancólico o una pausa significativa, sobre todo cuando se le hace a un jugador que puso punto final a una de las carreras más ilustres en el fútbol moderno de forma muy reciente. Se dice que todo atleta muere dos veces, y cierta medida de dolor interiorizado por lo general es parte del proceso una vez que comienza el primer post mórtem.

Ronaldinho, sin embargo, siempre ha tenido aptitud para derribar expectativas. “No, para nada fue difícil”, responde, mientras su característica sonrisa se extiende por su rostro. “Fue algo en lo que pensé mucho y decidí parar, sintiéndome satisfecho y feliz”.

Ronaldinho enquanto estava no Barcelona
Ronaldinho enquanto estava no Barcelona

La verdad es que ha tenido tiempo de sobra para reconciliarse con su retiro. Aunque el anuncio oficial apenas se hizo en enero, el futbolista de 38 años se había estado retirando en partes durante un buen tiempo, y su última aparición oficial ocurrió hace 31 meses, al final de un desafortunado periodo con el Fluminense.

Se ha mantenido ocupado mientras tanto, a tal grado que el deporte profesional no parece haber dejado un vacío demasiado grande en su vida. “No lo extraño porque juego todos los días”, ríe. (La risa es prácticamente el primer idioma de Ronaldinho). “Tengo el futvóley, que es algo que me encanta, y la música…”. También la política: de forma controvertida, algunos días después de nuestra charla, se unió al Partido Republicano Brasileño.

Esa inquietud fue evidente en la segunda mitad de su carrera como jugador, que lo llevó a Italia, de vuelta a Brasil y luego a México, donde Yahoo Sport se reunió con él en la Gira del Trofeo de la Champions League presentada por Heineken. Pero aunque siguió siendo un atractivo de taquilla mucho después de los 30, y sumó una medalla de la Copa Libertadores a su colección durante un buen verano con el Atlético Minero, se puede argumentar que todo esto fue básicamente una posdata a los años en el Barcelona, ese periodo de cinco años cuando la deidad insuperable de la jugada de la bicicleta de Porto Alegre se adueñó de nuestros corazones.

¿POR QUÉ SE FUE RONALDINHO DEL BARCELONA?

Y si Ronaldinho dejó una marca indeleble en el Barça, lo opuesto también aplica. “Todavía los sigo”, dice. “Tengo muchos amigos ahí –no sólo jugadores, sino también gente detrás de bastidores. Tengo historia ahí, un lazo muy fuerte”. Tiene recuerdos afectuosos de ganar la Champions League en el 2006 –“el pináculo del fútbol de clubes”.

RONALDINHO CONFIESA QUIÉN ES SU ÍDOLO

“Me alegra mucho que haya ido a Barcelona”, dice Ronaldinho, fan de Coutinho desde hace mucho tiempo. “Pienso que las características de su juego son perfectas para el fútbol español y para el estilo del Barcelona. Espero que funcione para él, porque tiene mucha calidad.

“Es uno de los jugadores más especiales en el mundo el día de hoy –el tipo de jugador que encajaría en cualquier equipo. Si fue capaz de brillar en Inglaterra –con ese fútbol agresivo, lleno de jugadores muy fuertes y rápidos, eso demuestra que puede jugar en cualquier lado”.

Lo cual plantea la interrogante: ¿habría tenido éxito Ronaldinho en la Premier League, si el Barça no hubiera superado la oferta del Manchester United por allá del 2003? Su respuesta es tan enfática como poética: “¡El balón es redondo en donde sea que estés en el mundo!”.

Ronaldinho también está lleno de elogios para Paulinho, quien ha pasado la temporada demostrando que los escépticos del norte de Londres que dudaron de él cuando llegó de China el verano pasado están equivocados: “No estoy sorprendido. Todo el mundo en Brasil ya sabía (lo que él podía hacer) debido al excelente trabajo que hizo en Corinthians. Realmente se destacó. Fue a una liga que no es tan visible, globalmente, pero todo el mundo sabe sobre su calidad, y está mostrando eso una vez más”.

Sería negligente hablar del grupo actual de jugadores del Blaugrana sin mencionar al hombre que asumió la posición de talismán-en-jefe tras la partida de Ronaldinho al Milán en el 2008. Pero sin duda, 10 años después, al brasileño se le deben estar comenzando a agotar los superlativos para su antiguo compañero de equipo, Lionel Messi.

Parece que no es así. “Nunca me cansaré de elogiar a Leo”, dice. “No es sólo un gran jugador; es una gran persona, un gran ser humano. Ese es el tipo de cosas que nunca debemos cansarnos de elogiar.

“Y cuando entra a ese terreno de juego… bueno, podríamos terminar hablando sobre Messi durante un año entero. Leo es una leyenda viviente y debemos tratarlo con tanto respeto”.

¿Entonces qué hará el Barça cuando finalmente llegue el día de que su número 10 cuelgue las botas? Messi cumplirá 31 años este verano, y ahora que un plan de sucesión centrado en Neymar ha quedado en olvido, la tarea de reemplazar al argentino nunca ha parecido más intimidante. Ronaldinho hace una pausa. “Simplemente tenemos que cruzar los dedos y esperar que llegue alguien con la mitad de su aptitud”, expresa, con una chispa en la mirada. “Ya con eso sería suficiente”.

Sin embargo, un solo mago retirado es suficiente por ahora, y pocos aficionados al deporte pueden haber resistido el impulso nostálgico de darle otro vistazo al suministro ilimitado de videos con los momentos más destacados de ‘Ronnie’ desde su partida. Las maromas, los caños y tiros libres conservan su brillo, incluso con la distancia de algunos años de por medio, pero para muchos, hay un momento en particular que definirá para siempre su genio particular para el deporte: aquel devastador punterazo contra el Chelsea en el 2005.
“Lo recuerdo bien”, sonríe. “En el fútbol, es muy difícil hacer las cosas fáciles. Cuando alguien puede hacer que algo tan simple se vuelva eficaz, termina por ser único. Así que fue un gol simple: un poco de movimiento del cuerpo y un punterazo que hizo historia”.

Le señalo que hubo ecos de Romário en el acabado –el malandragem, el rebote, el pragmatismo de “lo que sea que funcione”. “Sí, sin duda. Él usaba mucho esa técnica. Quienes venimos del futebol de salão (la versión ultratécnica de fútbol de salón de Brasil) crecimos usando el punterazo, así que viene de nuestra formación”.

Por supuesto, un salón de fútbol es precisamente el lugar donde es más probable que se pueda ver a Ronaldinho en acción en fechas recientes, ahora que el circuito mundial de causas benéficas lo llama. Pero incluso en ese contexto más modesto, uno puede estar seguro de que repartirá alegría, con un pase sin mirar a la vez, tal como hizo durante su brevísimo tiempo en el pináculo de su disciplina.

“Todo lo que puedo hacer es agradecer a Dios por el don que me dio y por la oportunidad de hacer lo que más amo. Dios me puso en la Tierra para jugar fútbol y me divertí mucho haciéndolo”.

Ronaldinho habló con Yahoo Sport en la Gira del Trofeo de la UEFA Champions League presentada por Heineken. La gira ha visitado 26 países de América, África y Asia durante los últimos 11 años, para dejar que cientos de miles de fans que normalmente sólo pueden ver el torneo por televisión se acerquen al trofeo y compartan el drama con algunos de los jugadores más icónicos del deporte.

También te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.