A Ronaldinho le duró poco la libertad: casi dos horas después de declarar, volvió a ser detenido en Paraguay

LA NACION
lanacion.com

El exfutbolista brasileño Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto fueron llevados a un cuartel de la policía paraguaya tras ser detenidos en un hotel en Asunción por orden de la Fiscalía General, informaron fuentes oficiales. La Fiscalía General libró orden de detención, imputó al jugador Ronaldiño [sic] por Uso de Documento Público de contenido falso y solicita medida cautelar de Prisión Preventiva.", expresó un tuit del Ministerio Público.

Fuentes de la Fiscalía informaron a la agencia AFP que los hermanos serán convocados este sábado para una audiencia de imposición de medidas. Ronaldo y Roberto Assis Moreira terminaron de comparecer durante siete horas y se retiraron a las 20.15 del Palacio de Justicia y el juez de la causa anunció que ambos estaban "en pleno goce de su derecho de libertad". Sin embargo, poco menos de dos horas después ingresaron en una camioneta cerrada a la sede de la Agrupación Especializada de la Policía.

El abogado de Ronaldinho, Sergio Queiroz, confirmó a la Agencia AP la detención y dijo que el ex deportista se aprestaba a volar de regreso a Río de Janeiro, donde vive, cuando ocurrió la segunda detención. Sus representantes legales en Paraguay presentaron un recurso para obtener la liberación de los Assis Moreira. "No sabemos bajo qué figura fueron detenidos", manifestó a periodistas, Adolfo Marín, abogado de los brasileños en Paraguay.

La fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, decidió rectificar un pedido de "criterio de oportunidad" en favor del ex jugador y cambió a los fiscales de la causa que habían recomendado al juez dejarlo a los Assis Moreira fuera del proceso por uso de pasaporte paraguayo adulterado. Seguidamente un nuevo fiscal, Osmar Legal, ordenó la detención del ídolo brasileño y su hermano.

Ronaldinho y su hermano Roberto había exhibido documentos paraguayos de identidad falsos al arribar el miércoles al aeropuerto de Asunción. El ex astro de Barcelona y Paris Saint-Germain, campeón mundial por Brasil en Corea del Sur-Japón 2002 y ganador del Balón de Oro en 2005, debía desarrollar una agenda humanitaria con niños y tenía previsto inaugurar un casino y lanzar un libro de memorias, cuando la Policía denunció su ingreso con un pasaporte adulterado. Por el incidente fueron imputados el empresario brasileño Wilmondes Sousa Lima y las paraguayas María Isabel Gayoso y Esperanza Apolonia Caballero, todos los cuales fueron detenidos.

Ronaldinho y Roberto acababan de cambiar de hospedaje (del Yacht y Golf Club pasaron al Sheraton) cuando aparecieron en el hotel policías vestidos de civil para proceder a su captura. Seguidos por un convoy de vehículos, los detenidos fueron trasladados al cuartel de la Agrupación Especializada de la Policía, donde se alojan los presos VIP y ex agentes del orden que incurrieron en delitos.

Al abandonar el Palacio de Justicia horas antes, Ronaldinho mantuvo silencio cuando fue abordado por una marea de periodistas.

Qué leer a continuación