Rompiendo estereotipos: las mujeres no realizan multitareas mejor que los hombres

Yahoo Noticias
Según el estudio, los hombres y las mujeres fallan en la multitarea e la misma manera.
Según el estudio, los hombres y las mujeres fallan en la multitarea e la misma manera.

Los estereotipos siempre deberían tener una luz ámbar que parpadea. Los tratamos como si tuvieran la verde por defecto, es decir, los aceptamos como realidades y le damos paso a nuestros cerebros, aunque sea de manera inconsciente; y eso afecta a nuestro comportamiento con los demás. Los ejemplos son de lo más variados y van desde relacionar a razas con diferentes tareas o situaciones - o generalizaciones mucho más feas - a estudios como el elaborado en una universidad de Nueva Zelanda en el que dos modelos de robot exactamente iguales, pero uno con nombre turco y el otro con nombre alemán, no fueron tratados de la misma manera. Los expertos que evaluaron a ambos determinaron que el alemán era más efectivo. Este caso de prejuicio no es ni la punta del iceberg de la gran cantidad a los que nos enfrentamos a diario, ya sea hacia nosotros o hacia otras personas.

Prejuicios raciales, de género, de carácter, de identidad… todo está en nuestro cerebro y todo afecta. Ni siquiera los estudios son suficientes para cambiarlos, porque el arraigo es total. ¿Se aceptaría afirmar que, en contra del pensamiento generalizado, las mujeres no son tan eficientes en las multitareas como los hombres? Probablemente algunos sí acepten lo que indica el estudio elaborado por Plos One, mientras que otros, y otras, decidirán no darle validez basándose en sus experiencias.

Mother holding baby daughter, blending smoothie in kitchen
Mother holding baby daughter, blending smoothie in kitchen

El título de esta investigación lo dice todo: “Puesta de un estereotipo a examen: El caso de las diferencias de género en los casos donde se perciben las consecuencias de las multitareas, cambio de tareas y situaciones de doble tarea”. Este intento por desarmar conceptos populares a través de los empíricos, ha determinado que no es correcto que las mujeres sean más efectivas que los hombres en el desarrollo de varias tareas al mismo tiempo, simplemente están sometidas a mayor cantidad de trabajo.

“Las evidencias indican que esta generalización no es correcta y que el rendimiento está mezclado”, se puede leer en el abstracto de este estudio dirigido por investigadores de la Universidad Técnica de Aquisgrán (Alemania) y coordinado por la profesora, Patricia Hirsch. “Nuestros hallazgos sugieren con contundencia que no hay diferencias de género sustanciales en el rendimiento multitarea”.

Esta investigación comparó la capacidad de 48 hombres y 48 mujeres en una serie de experimentos donde debían identificar números y letras. Durante el proceso, y en algunas situaciones, los participantes debían realizar dos tareas a la vez, un hecho que denominaron como “multitarea concurrente” o en “paralelo”, en otros casos, fue posible finalizar unas tareas antes de continuar con la siguiente, lo se califica como “multitarea secuencial”.

Black father with son in baby carrier doing laundry
Black father with son in baby carrier doing laundry

Los investigadores midieron el tiempo de reacción y la precisión de los participantes al completar las tareas tanto en las tareas concurrentes como en secuencia. De esta manera, concluyeron que en el primer caso se disminuye la velocidad y la precisión tanto entre hombres como en mujeres y que lo hace de una forma similar. Tal y como indicó Hirsch, investigaciones previas indicaron diferencias en el rendimiento multitarea entre hombres y mujeres debido a las tareas concretas que debían hacer los participantes. Sus resultados no ofrecen diferencias, y tanto ellas ejecutan las tareas con los mismos problemas cuando trabajan en paralelo.

¿Serán suficientes estudios como éste para cambiar nuestras percepciones o el arraigo es completo? ¿Cómo se trabajan los prejuicios inconscientes y las generalidades para que éstos no afecten las relaciones entre las personas? Leeremos un titular como el que las mujeres no son tan precisas en lo que se refiere a combinar tareas, o que dos robots idénticos fueron evaluados de manera distinta debido a su nombre; lo comentaremos con nuestras parejas, con nuestros amigos e incluso lo usaremos a nuestra conveniencia en distintas situaciones, es decir, lo valoraremos desde el nivel intelectual. De ahí a que lo apliquemos en nuestra conducta diaria y a través de acciones hay un trecho enorme.

Qué leer a continuación