Roger Federer, más cerca de su regreso: figura entre los inscriptos para el Abierto de Australia

LA NACION
·4  min de lectura
Roger analiza su vuelta al circuito y podría estar en Australia
Fuente: Archivo

La ilusión de los fanáticos del tenis y sobre todo de Roger Federer por volver a verlo en las canchas crece. Con 39 años, y luego de dos operaciones de rodilla, el suizo, ganador de 20 títulos de Grand Slam y uno de los mejores de la historia, no se rinde. Hace unos días, desde su casa de invierno en Dubai, su coach, el croata Ivan Ljubicic, señaló a Gulf News: "Nos estamos preparando como siempre, como si se tratara de un año normal de competencia".

Por lo pronto, las chances de su regreso están latentes. En las últimas horas, los organizadores del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de cada temporada, confirmaron que Federer y la estadounidense Serena Williams figuran entre los inscriptos para el certamen 2021 que se realizará del 8 al 21 de febrero.

Boca-River: después de la polémica, se confirmó la fecha para el superclásico

Durante el primer Grand Slam de la temporada, retrasado tres semanas por la pandemia, "nuestra N° 1 mundial (la australiana), Ash Barty, volverá a la competición en Grand Slam, como Roger Federer, que regresa tras una lesión", afirmó el director del torneo, Craig Tiley, en la web del evento. Hace unos días, Tiley ya había asegurado que "los mejores jugadores del mundo, incluido Roger Federer, (se habían) comprometido a venir a Melbourne".

Aunque nada está confirmado, Tiley se entusiasmó con la vuelta del suizo en Melbourne. "Todos los mejores tenistas del mundo, incluido Roger Federer, se han comprometido a venir". Aunque luego, naturalmente, puso algo de precaución a su anuncio: "Hemos contactado a Roger y a su equipo. Ha hecho sus primeros peloteos en Dubai y su preparación habitual de pretemporada. Dependerá de cómo se sienta de su rodilla".

Pese al optimismo de los organizadores del Australian Open, y tras estar alejado de las canchas durante buena parte de la temporada 2020 luego de someterse a dos operaciones en una rodilla, el suizo reconoció a mediados de diciembre que no tenía claro si participar en el Abierto de Australia, esbozando incluso un hipotético final de su carrera. Posibilidad, esta última, que causó escozor entre sus seguidores.

Todavía no hay muchas certezas sobre los torneos que jugará. Fundamentalmente porque tampoco las tiene el circuito, en medio de la pandemia de coronavirus. "Es difícil pensar en cómo será el desarrollo del año sin puntos fijos en el calendario. Pero estamos avanzando", amplió Ljubicic. Y reconoció que la mayor atención en esta etapa se enfoca en llegar bien al certamen que más le interesa a Federer: "Es obvio que Wimbledon es siempre el principal objetivo para Roger".

El último partido de Roger Federer fue el 30 de enero de este año, cuando cayó ante el serbio Novak Djokovic, justamente en una de las semifinales del torneo de Australia. "Es una carrera contrarreloj. Está claro que ayudaría si tuviera un poco más de tiempo", había explicado Federer en una ceremonia de entrega de premios en su país.

El Abierto de Australia iba a comenzar el 18 de enero, pero los organizadores tuvieron que retrasar las fechas del torneo a petición de las autoridades australianas para establecer medidas sanitarias sin precedentes y así evitar la propagación del Covid-19.

Los jugadores tendrán que llegar a Australia a partir del 15 de enero para guardar una cuarentena de dos semanas en una "burbuja sanitaria" instalada alrededor de Melbourne Park, sede del torneo. Los participantes también tendrán que permanecer en los hoteles que se les reservarán y no podrán estar fuera del alojamiento más de cinco horas por día para sus entrenamientos.

Impacto en el rugby mundial: los principales equipos sudafricanos jugarán en Europa y los Jaguares quedaron sin competencia

Como curiosidad, las rondas de clasificación para este primer Grand Slam del año tendrán lugar en Doha, para los hombres, y en Dubai, para las mujeres, del 10 al 13 de enero.

También Serena Williams

El Abierto de Australia no sólo anuncia el regreso de Federer: también el de Serena Williams, siete veces ganadora en el Melbourne Park y que sigue buscando, a los 38 años, igualar el récord de títulos que ostenta Margaret Court (24). Desde que triunfó en Melbourne en 2017 se le viene negando esa posibilidad. Asimismo, no disputa un partido oficial desde su abandono en la segunda rueda de Roland Garros a finales de septiembre, por una lesión en un tendón de Aquiles.

Agencia AFP