Colombia: con 8000 personas en el estadio, cancelan una exhibición de Roger Federer por el toque de queda

LA NACION
lanacion.com

La efervescencia político-social en Santiago, Chile, no fue un problema en su momento. Una tranquila Buenos Aires le dio un marco alegre y calmo a la segunda exhibición. Pero la tercera estación de su gira por América Latina le provocó un mal trago: Roger Federer tomó un micrófono frente a 8000 personas para anunciarles que el amistoso con Alexander Zverev se cancelaba... con todo listo para empezarlo pocos minutos después.

¿Qué sucedió? La escala de este viernes del tour regional del suizo era la de Bogotá, y apenas un rato antes de la hora del partido la intendencia de la capital de Colombia dictaminó un toque de queda, por los graves disturbios causados en las protestas callejeras contra el gobierno, en los que hubo violencia contra la policía y saqueos.

"Estoy muy feliz de estar de regreso en Bogotá, Colombia", empezó diciendo Federer en el estadio, aclamado de inmediato. Sin perder un tono de voz simpático, en seguida lamentó la mala nueva. "Quería volver y jugar como lo hice hace algunos años... Estábamos listos, pero lo siento mucho: en esta ocasión no fue posible'', se excusó el exnúmero 1 del ranking, acompañado por el alemán Zverev, con quien ya había hecho el calentamiento en la cancha.

Federer había estado en la ciudad colombiana en ocasión de una exhibición con el francés Jo-Wilfried Tsonga (7-6, 2-6 y 6-3 para el helvético), en 2012, el mismo año en que se enfrentó con Juan Martín Del Potro en Tigre. En este caso ni siquiera hubo encuentro preliminar: el que iban a sostener el local Nicolás Mejía y el argentino Thiago Tirante fue dado de baja por los organizadores.

"Estas cosas suceden... Debemos cuidarnos y esta es una decisión por las personas. Espero algún día jugar el partido con Alexander', se despidió Roger del público colombiano. En medio de los desmanes de las últimas semanas en Chile no había sido necesario dejar sin efecto su exhibición de este martes con Zverev en Santiago, y no hubo problemas con la de la Argentina, del día siguiente. En Bogotá apareció lo inesperado, pero no será una amarga sensación final de la gira: para este sábado el suizo y el alemán tienen previsto presentarse en la capital de México, y para este domingo, en Quito, Ecuador, donde hace un puñado de semanas también hubo incidentes populares, ya superados.

Qué leer a continuación