Roger Federer se despidió en los cuartos de final de Wimbledon: ¿Habrá sido su última vez?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La triste despedida de Roger Federer en el Centre Court de Wimbledon tras haber caído en los cuartos de final frente al polaco Hubert Hurkacz.
Julian Finney

Puede haber sido la última vez. Puede haber sido la última función en el césped británico del artista de la raqueta que hizo que el tenis pareciera fácil. A un mes de cumplir 40 años y cuando el cuerpo ya no le responde como pretende (en 2020 se sometió a dos cirugías de rodilla derecha), Roger Federer se despidió de Wimbledon, el torneo en el que escribió los mejores capítulos de su carrera, en los cuartos de final. Su caída, frente al polaco Hubert Hurkacz (14° preclasificado) por 6-3, 7-6 (7-4) y 6-0, en 1h48m, es un golpe anímico profundo para un tenista inigualable que, desde la temporada pasada, en medio de la pandemia, luchó para rehabilitarse pero sin los resultados que añoraba.

En su 22° participación consecutiva en Wimbledon (debutó en 1999), Federer aspiraba a llegar a las semifinales en el All England por decimocuarta vez. Además, sobre todo después de una auspiciosa victoria en los 8vos de final ante el italiano Lorenzo Sonego, el suizo se ilusionaba con derrotar a Hurkacz (llegaba de eliminar al ruso Daniil Medvedev, 2do favorito) y ser el hombre de mayor edad en llegar a las semifinales en un Grand Slam desde Ken Rosewall en el Abierto de Australia de 1977 (con 42 años y 68 días). Sin embargo, todas esas esperanzas se disolvieron sobre el césped del Centre Court.

A Hurkacz, el gigante vegano que este año fue campeón en el Masters 1000 de Miami, no le pesó la responsabilidad de estar frente a una leyenda como Federer en la Catedral británica. Ágil pese a sus 196 centímetros, picante con el revés y el saque, anotó diez aces, logró 59% de primeros servicios, ganó 79% de puntos con el primer saque, le quebró cuatro veces el servicio a Roger y consiguió 36 tiros ganadores (apenas cometió 12 errores no forzados). Además, terminó el partido con un apabullante 6-0, score que Federer nunca había padecido en Wimbledon.

Roger Federer marchándose hacia el vestuario tras perder ante Hubert Hurkacz en los cuartos de final de Wimbledon.
Alberto Pezzali


Roger Federer marchándose hacia el vestuario tras perder ante Hubert Hurkacz en los cuartos de final de Wimbledon. (Alberto Pezzali/)

Después de vencer a Medvedev en la cuarta ronda y a Federer, Hurkacz se convirtió en el segundo polaco en la historia en alcanzar las semifinales de un Grand Slam, siguiendo los pasos de Jerzy Janowicz, que lo hizo en Wimbledon 2013. “No sé qué decir. Esto es muy especial para mí, jugar en este court contra Roger. Medirme a él es como un sueño hecho realidad. Estoy muy orgulloso y muy feliz de estar aquí, especialmente de tener gente [en las tribunas] aquí”.

El rival de Hurkacz en las semifinales será el italiano Matteo Berrettini (7°), que derrotó al canadiense Felix Auger-Aliassime (16°) por 6-3, 5-7, 7-5 y 6-3.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“¿Si fue mi última vez en Wimbledon? No lo sé. Me gustaría volver. Estoy contento de haber llegado tan lejos después de todo lo que he pasado. Pero a mi edad uno nunca sabe lo que está a la vuelta de la esquina”, dijo Federer, en rueda de prensa. Y amplió: “”Me siento terriblemente agotado ahora. Podría ir a dormir una siesta. Así es como me siento. Pero sé que volveré a ser optimista en breve. Sé cómo es que tengo que estar en estas situaciones”.

Djokovic cumple con el favoritismo

Novak Djokovic asumió el papel de máximo favorito del certamen con enorme autoridad. El serbio, cinco veces campeón en el All England (2011, 2014, 2015, 2018 y 2019), alcanzó las semifinales en el césped británico por décima vez en su carrera, al batir al húngaro Marton Fucsovics (48°; había eliminado a Andrey Rublev y a Diego Schwartzman, entre otros) por 6-3, 6-4 y 6-4, en 2h17m. Nole, que aspira a alcanzar el título grande número 20, con el que igualaría la marca de Federer y Rafael Nadal, perdió únicamente un set: fue en la primera ronda ante el local Jack Draper.

Con 34 años, el líder del ranking posee otro récord a la vista: adueñarse en la misma temporada los cuatro torneos que conforman el Grand Slam, algo que ningún tenista logró desde 1969.

Djokovic encadena 19 victorias seguidas en Wimbledon. No pierde desde que se retiró en los cuartos de final de 2017 frente al checo Tomas Berdych. El viernes, el último obstáculo que deberá superar para llegar a la final será el canadiense Denis Shapovalov (10°), que venció al ruso Karen Khachanov (25°) por 6-4, 3-6, 5-7, 6-1 y 6-4, en tres horas y 25 minutos.

Shapovalov, zurdo y dueño de un artístico revés de una mano, al alcanzar su primera semifinal de Grand Slam, se encumbró como el tercer jugador de Canadá (hombre o mujer) en llegar a esa instancia en Wimbledon en la Era Abierta (1968), uniéndose a Eugenie Bouchard (2014) y Milos Raonic (2014 y 2016).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.