Robson llegó desconocida al US Open y se va con el mote de 'Matagigantes'

Pablo de Jesús
AFP
Laura Robson de Gren Bretaña en el partido ante la australiana Samantha Stosur en el 2012 US Open en USTA Billie Jean King National Tennis Center el 2 de setiembre de 2012. (AFP/GETTY IMAGES | cameron spencer)

Laura Robson

Laura Robson de Gren Bretaña en el partido ante la australiana Samantha Stosur en el 2012 US Open en USTA Billie Jean King National Tennis Center el 2 de setiembre de 2012. (AFP/GETTY IMAGES | cameron spencer)

La adolescente británica Laura Robson llegó como una desconocida al Abierto de tenis de Estados Unidos desde un oscuro puesto 89 en el ránking mundial, y se va con un mejor lugar en el escalafón y el mote de 'Matagigantes', tras haber eliminado a dos grandes favoritas.

La aventura increíble de la chica de 18 años terminó este domingo ante la australiana Samantha Stosur, defensora del título, a quien puso a sudar a mares salvando ocho puntos de partido, para caer finalmente por un doble 6-4 que no revela la intensidad física y emotiva del encuentro.

"Cuando llegué a este torneo no miraba más allá de la primera ronda, y hoy me siguen las cámaras de televisión por todos lados", dijo a la prensa la chica nacida en Australia y que a los cuatro años se mudó con sus padres a vivir en el barrio de Wimbledon, donde está la 'catedral' del tenis.

Antes de bajar del US Open-2012 a dos grandes nombres como Kim Clijsters, a la que mandó al retiro, y la china Li Na, Robson podía pasearse sin problemas por todo el complejo Arthur Ashe de de Flushing Meadows sin que nadie le pidiera ni un autógrafo.

Ahora las cosas han cambiado tan bruscamente que confiesa tener un poco de miedo ante su fama repentina.

"Hoy, cuando salí el hotel para venir acá, había un grupo de cámaras en la acera, y no supe que eran para mí hasta que comenzaron a seguirme en el coche. Yo estaba un poco asustada en realidad", confesó con absoluta candidez.

Pero también dijo que ahora esa fama le ayudará a conseguir invitaciones a torneos de más nivel, lo que le permitirá subir bastante en el ránking mundial.

"Ahora me regreso a casa una semana para después ir a Asia a jugar cuatro torneos de categoría 220. Tendré un fin de año ocupado", manifestó, y agrego: "Con la confianza que me ha dado este US Open, espero ganar algunos torneos".

"Creo que los resultados llegarán mientras siga trabajando duro, así que no voy a poner una meta sobre cuándo voy a ganar o estar en tal lugar del ránking", puntualizó.

Dijo sentirse un poco decepcionada tras caer ante Stosur este domingo, y confesó que nunca antes se había enfrentado un saque como el de la australiana.

"Sam tiene un saque muy dificil, fuerte, bien colocado y con un 'spin' difícil de sacar. Esas cosas son las marcan a las chicas del 'top ten', y eso es lo que tengo de mejorar para llegar allí", confesó sin tapujo la joven británica.

Stosur, campeona el pasado año en las canchas de Flushing Meadows, reconoció que tuvo que ajustar ciertas cosas en el partido para neutralizar el juego versatil y agresivo de la británica.

"Laura es una jugadora muy versatil, pero hoy hay un montón de chicas así en el circuito, con ese estilo, y si uno quiere ganar torneos tiene que saber enfrentarlas", declaró Stosur.

Para compensar la decepción de la derrota, Robson dice que hará lo que cualquiera otra chica de su edad si estuviera en Nueva York, la meca de la moda y las tiendas de lujo.

"Creo que me gané el derecho a ir de compras. Me voy a desquitar", dijo. "No todos los dias uno puede venir a Nueva York".

Laura Robson de Gren Bretaña en el partido ante la australiana Samantha Stosur en el 2012 US Open en USTA Billie Jean King National Tennis Center el 2 de setiembre de 2012.

Qué leer a continuación