River quiere ser local en el predio de Ezeiza, pero la Liga no lo acepta por "un tema de imagen"

Juan Patricio Balbi Vignolo
·4  min de lectura

A solo tres días del inicio de la Copa Liga Profesional, que marcará el regreso oficial del fútbol argentino tras el extenso parate de más de siete meses por la pandemia de coronavirus, River todavía no definió su localía. Mientras todavía se mantienen conversaciones con las autoridades de la AFA y la LPF tras el pedido formal realizado, el equipo de Marcelo Gallardo apunta a poder jugar en River Camp, el predio de Ezeiza que utiliza habitualmente para los entrenamientos, hasta que finalicen las obras que se están realizando en el Monumental. Pero desde la Liga Profesional hoy ya le bajaron el tono a la posibilidad.

Cristian Malaspina, vicepresidente de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) y titular de Argentinos Juniors, dejó en claro en TyC Sports que la idea no es aceptar la propuesta de River por un "tema de imagen" para la competencia y alejó las chances que se habían reflotado el sábado tras una reunión entre Claudio "Chiqui" Tapia y Rodolfo D'Onofrio.

"En AFA y Liga tenemos un reglamento muy claro de este tema. El artículo 28 de la Organización y Transmisión habla de un mínimo de 15.000 espectadores para organización del desarrollo de un partido de Primera División. River presentó una nota, se hizo una excepción para que pueda tener una inspección. Está claro que la postura de la Liga es respetar el reglamento. Sentimos que transmitir un partido en un predio de entrenamiento no es lo que estamos buscando, en esta nueva etapa del fútbol argentino. Hay cosas muy importantes en juego", explicó Malaspina.

El sorteo de la Copa Liga Profesional: así quedaron definidas las seis zonas y el fixture de la primera fecha

La cancha número uno del predio de River cuenta con ocho torres de iluminación a su alrededor, con luces Led con una potencia de 1.500 lumens, al igual que las del Monumental que fueron modificadas este año tras las exigencias de la Conmebol para disputar torneos internacionales. Además, el campo de juego posee las mismas medidas que el de Núñez, se encuentra en perfectas condiciones, cuenta con dos tribunas (una del lado de cada banco de suplentes) y se dispondrá de una cabina diseñada para la transmisión de la televisión y ubicada a una altura de entre cinco o seis metros.

La semana pasada, el club de Núñez le entregó un informe técnico a la LFP con las reformas realizadas y además compartió un render de cómo quedaría la cancha principal del predio con nuevas modificaciones en caso de aceptar la idea, aunque todavía no hay definiciones. Si no se recibe la aprobación, el estadio de Huracán podría ser la opción principal con un costo de alquiler de alrededor de 50 mil dólares por partido. Por Copa Libertadores, debió abonarle 60 mil por encuentro a Independiente, monto que se descuenta de la deuda que los de Avellaneda todavía mantienen por el pase de Alexander Barboza.

"No podemos dar lugar a que cualquier equipo quiera evitar pagar un operativo policial e ir a su predio, que le va a salir mucho más barato. Desde la Liga, le ofrecemos a River las gestiones necesarios para jugar en un estadio de Primera, a bajo costo, o sin costo", comentó Malaspina, quien también ofreció la cancha de Argentinos como opción.

Luego, agregó: "El producto argentino lo tenemos que cuidar entre todos, es el que nos da de comer. En esta Liga, que va a ser tan importante, no podemos dar la imagen de un partido de la trascendencia de River en un predio de entrenamiento. No pasa en ninguna liga. No es por el público, es por la infraestructura de los estadio. Van a ir al River Camp a transmitir un partido de Primera División arriba de un mangrullo. No es el producto que buscamos mostrarle a la gente que paga el pack ni los que compraron los derechos nacionales o internacionales".

River integra la Zona 3 de la Copa Liga Profesional junto a Banfield, Godoy Cruz y Rosario Central. El domingo 1° de noviembre tendrá que hacer su debut frente al Taladro como local a las 21.15, pero todavía no puede definir en qué estadio lo hará. La novela promete continuar.

El caso español: con el Santiago Bernabéu en obras, Real Madrid juega como local en su campo de entrenamiento, tras recibir la autorización de LaLiga. En el caso merengue, los organizadores del torneo no vieron motivos para descartar el mini-estadio Alfredo Di Stéfano, ni adujeron que perjudicaba la imagen del certamen.