River, en rebeldía: por el coronavirus, no se presentará a jugar contra Atlético Tucumán

LA NACION
lanacion.com

A contramano de lo dispuesto por la Asociación del Fútbol Argentino y la Superliga, que dispusieron que hubiera actividad a puertas cerradas por el brote de coronavirus, River Plate decidió no presentarse a jugar frente a Atlético Tucumán por la primera fecha de la Copa Superliga. Lo anunció en un comunicado sorpresivo, difundido en la noche de este viernes, en referencia al encuentro que iban a sostener este sábado, a las 17.45, por la zona 2 del certamen.

"River Plate informa que el Club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del sábado 14 de marzo", menciona el escrito. En las instalaciones de la entidad se desarrollan numerosas actividades deportivas e incluso hay un instituto de educación de cuatro niveles: inicial, primario, secundario y terciario. Además, funciona el Museo, que ya estaba cerrado por el mismo motivo.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Tucumán y River se enfrentaron el último sábado en la definición de la Superliga; ahora les tocaba medirse en el estreno por la Copa Superliga, pero en Buenos Aires.

El comunicado menciona que River entiende que la práctica del fútbol profesional en este contexto es sumamente riesgosa, en contraste con la disposición de la Asociación del Fútbol Argentino y de la Superliga, que, con el acuerdo de Futbolistas Argentinos Agremiados, habían ordenado que se desarrollara la fecha inaugural por la Copa Superliga. Si bien hubo varios reclamos de suspensión de la actividad (futbolistas, cuerpos técnicos, médicos), el programa sigue adelante. De hecho, este viernes la competencia se abrió con Gimnasia 0 vs. Banfield 0 y Patronato 1 vs. San Lorenzo 3.

Conocida la postura del club millonario, la Superliga respondió con otro comunicado, reafirmando su posición. "En momentos de incertidumbre mundial por una situación totalmente atípica, en nuestro fútbol no debería haber lugar para posiciones individualistas o unilaterales. Las mismas se apartan del contexto general de prudencia y provocan un gran alarmismo en la sociedad. Todos debemos ser conscientes y tomar en forma conjunta las medidas que aconsejen los científicos y especialistas en el tema. Cumplir las normas que recomienda el Estado es la mejor manera de contribuir al cuidado de los argentinos", expresa un escrito publicado en su portal de Internet. Y continúa, con obvia alusión a River: "La actitud adoptada unilateralmente por un club integrante de la Superliga será pasible de sanciones. Los reglamentos rigen la competencia y todos los sectores deben subordinarse a ellos. Sobre todo si las autoridades nacionales no encuentran motivos científicos para restringir la disputa de los encuentros, una vez tomado el recaudo de que los mismos se realicen a puertas cerradas y sin público". El texto lleva la firma de Marcelo Tinelli, el vicepresidente segundo a cargo de la presidencia de la Superliga.

A tono con la Superliga se manifestó el adversario de River, Atlético Tucumán. "Nuestra institución se presentará este sábado a jugar el partido de acuerdo a la programación establecida oportunamente", aseveró el Decano en su cuenta de Twitter.

Durante el día hubo cierto temor en River por un caso que parecía de coronavirus en un futbolista de las divisiones inferiores, el colombiano Thomas Gutiérrez, de 19 años, pero los estudios descartaron que se tratara de un cuadro propio de esa enfermedad. La situación alarmó a las autoridades del club, que unas horas más tarde decidieron cerrar las instalaciones por tiempo indefinido.

Aun así, nada sostiene el comunicado acerca del compromiso de la segunda jornada, en la que River debe visitar a Talleres en Córdoba, por ahora el sábado 21 a las 20.

Qué leer a continuación