River: las lesiones de Fabrizio Angileri y Milton Casco, más problemas para Marcelo Gallardo en el fondo

Juan Patricio Balbi Vignolo
·3  min de lectura

Malas noticias para River en el cierre del año. Mientras el cuerpo técnico sigue de cerca la evolución de la sinovitis en la cadera derecha que sufre Paulo Díaz y le impidió jugar frente Arsenal en la noche del domingo, Fabrizio Angileri y Milton Casco se sumaron a la lista del parte médico: ambos sufrieron una "molestia muscular en isquiotibial izquierdo", según la información que otorgó el club, y le abren un gran problema el técnico Marcelo Gallardo.

Angileri fue titular y debió ser reemplazado por Casco a los 18 minutos de la primera parte; luego, fue el entrerriano el que sufrió un tirón en la misma zona y debió salir a 10 minutos del final, dejando a su equipo con un jugador menos por falta de sustituciones. Así, lo más probable es que los dos laterales izquierdos se pierdan los dos próximos partidos, nada menos que el superclásico con Boca y el inicio de las semifinales de la Copa Libertadores frente a Palmeiras.

River, ante Arsenal, por la Copa Maradona

Aunque el calendario marca que el del próximo sábado 2 de enero será el primer superclásico oficial tras un 2020 sin acción (el último fue el 22 de octubre de 2019 por las semifinales de la Libertadores), para River el foco principal estará puesto en el cruce del martes 5 que abrirá la serie de las semifinales de la Copa: tendrá que recibir a Palmeiras en Avellaneda, para luego definir la historia el martes 12 en Brasil.

Por eso, el DT tendrá que apelar al ingenio para resolver la situación, ya que perdió a las únicas dos alternativas concretas que tiene para el lateral izquierdo en el plantel profesional. Este lunes, de los estudios que se le harán a ambos futbolistas, se verá si podrán estar disponibles al menos para el cruce de vuelta con los brasileros en San Pablo.

"Es muy difícil que Angileri, Casco y Paulo Díaz lleguen al partido de Boca y a la ida de Libertadores", comentó Gallardo tras el partido, y adelantó que guardará a la mayoría de los titulares en el superclásico: "Hay tres días de diferencia entre el 2 y el 5 y con mucha carga mental, Boca va a tener un día más de recuperación para quizás jugar con todos y nosotros no. El partido con Boca es importante, pero el de Copa es más importante todavía. El sábado intentaremos poner el mejor equipo posible, el más competitivo".

Desde el regreso a la actividad oficial en septiembre, Angileri jugó ocho partidos (siete como titular) de los nueve partidos que lleva River en la Copa Diego Maradona y otros cuatro (siempre desde el arranque) de los ocho que se disputaron en la Copa Libertadores. Con buenas actuaciones, se transformó en una pieza clave del equipo alternativo para luego volverse una carta importante para Gallardo en el once inicial.

En un primer momento, ocupó provisionalmente el puesto de Casco, quien se había contagiado de Covid-19, frente a San Pablo (2-2) y Binacional (6-0) en el retorno del torneo continental. Pero, luego, a fuerza de grandes actuaciones y una marcada baja en el rendimiento de Casco, el defensor mendocino logró asegurarse su lugar en el equipo titular y lo confirmó con una sólida tarea en los dos partidos de la serie de los cuartos de final contra Nacional.

Ahora, Gallardo sufre por la lesión de ambos y deberá rearmar el equipo. ¿Quién podría ingresar en esa posición si ninguno está en condiciones en los próximos encuentros? Una posible variante es que Javier Pinola pase a ese sector y Santiago Sosa ocupe el puesto de central, pero eso también dependerá de la evolución de Paulo Díaz, quien sería la carta más lógica para jugar de lateral izquierdo.