El River de Gallardo se potencia: los impactantes números en las Copas y los récords que rompió contra Nacional

Juan Patricio Balbi Vignolo
·4  min de lectura

Sexta Copa Libertadores para River con Marcelo Gallardo. Quinta semifinal alcanzada. En Núñez sueñan despiertos porque tienen con qué hacerlo: el trabajo y los logros del pasado marcan el camino del presente para proyectar lo que vendrá en el futuro. Hay una química general, una idea de juego sostenida, un proyecto a largo plazo y una dinámica de trabajo continua que le permite al Millonario visualizar los objetivos. Meta a meta. Paso a paso. Pero con la idea fija: buscar siempre la cima más alta.

Nacional-River: el equipo de Gallardo goleó 6-2 en Montevideo y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores

Bajo esa premisa, los números del River de Gallardo no paran de crecer. Y las estadísticas marcan la abrumadora supremacía que el equipo ha logrado a lo largo de los últimos seis años, tanto en el ámbito local como continental. Con el 8-2 global sobre Nacional (2-0 en la ida en Avellaneda y 6-2 en la vuelta en Montevideo), ya son 55 triunfos en 67 series eliminatorias disputadas para el Muñeco como DT millonario en todas las competencias, lo que le otorga una efectividad del 82%.

El River de Gallardo lleva 55 triunfos en 67 cruces mano a mano en todas las competencias y 15 victorias en 18 fases eliminatorias en la Libertadores.

Pero no todo queda ahí. En el plano internacional, festejó en 28 sobre 34 posibles y, exclusivamente en la Copa Libertadores, ya suma 15 victorias sobre 18 fases. Únicamente perdió en octavos de final de 2016 con Independiente del Valle (0-2 y 1-0), en las semifinales de 2017 con Lanús (1-0 y 2-4) y en la final única de 2019 con Flamengo (1-2). ¿El resto? En 2015 y 2018 fue campeón y ahora en 2020 buscará alcanzar su cuarta final en seis presentaciones, tras arribar a la cuarta semifinal en fila y la 20° de su historia, alcanzando así a Peñarol entre los que más veces jugaron esta instancia.

Ahora bien, la serie frente a Nacional tiene un hecho más que curioso que también le permitió al equipo de Gallardo romper un pequeño estigma: por primera vez logró ganar los dos cruces de una serie eliminatoria en la Libertadores. Las victorias por 2-0 y 6-2 frente al Bolso destruyeron la particularidad se había repetido siempre durante el ciclo, al punto tal que la última vez que River había ganado los dos partidos había sido en los octavos de final de 2006 frente a Corinthians: 3-2 en el Monumental y 3-1 en el Pacaembú. En aquella serie, Gallardo y Germán Lux, hoy tercer arquero del plantel, fueron titulares en ambos juegos.

River es el primer equipo en la historia de la competencia que supera los 600 goles (lleva 604) y alcanzó su 20° semifinal en la Copa, igualando la marca de Peñarol.

De esta manera, River dejó atrás 16 definiciones mano a mano a dos partidos sin poder ganar ambos. ¿A quiénes enfrentó en el camino? Boca (1-0 y 0-0), Cruzeiro (0-1 y 3-0), Guaraní (2-0 y 1-1), Tigres (0-0 y 3-0), IDV (0-2 y 1-0), Guaraní (2-0 y 1-1), Jorge Wilstermann (0-3 y 8-0), Lanús (1-0 y 2-4), Racing (0-0 y 3-0), Independiente (0-0 y 3-1), Gremio (0-1 y 2-1), Boca (2-2 y 3-1), Cruzeiro (0-0 y 0-0), Cerro Porteño (2-0 y 1-1), Boca (2-0 y 0-1) y Athletico Paranaense (1-1 y 1-0).

Los números son abrumadores y siguen marcando pequeños hitos. Por un lado, es el primer equipo en la historia de la competencia que supera los 600 goles y es líder de la tabla histórica con 604 festejos, lejos de Peñarol (555) y Nacional (550), que completan el podio. Por el otro, después de 32 años sin que nadie lo pudiese lograr, River pudo alcanzar cuatro semifinales de forma consecutiva en la Copa. El último en conseguirlo había sido América de Cali entre 1985 y 1988, con la particularidad de que nunca pudo ser campeón.

Carrascal: del "¿Le pegaste?" a transformarse en el mejor gambeteador del River de Gallardo

Además, con el 6-2 a Nacional en Montevideo, también se llevó otros tres récords: es el segundo equipo en la historia de la Copa que anota seis tantos de visitante en un juego a partir de los cuartos de final (el primero había sido Millonarios en 1960 al golear 6-0 a Universidad de Chile); es el primero que consigue anotar seis goles como visitante en Uruguay en toda la historia de los torneos de la Conmebol; y también es el primero que le marca ocho tantos al Bolso en el resultado global de una serie a dos cruces de cualquier competición internacional. Marcas históricas que potencian el presente.