River-Flamengo. Un error que costó caro: así fue la jugada de Lucas Pratto que cambió la final de la Copa Libertadores

LA NACION
lanacion.com

Faltaban apenas dos minutos. River era más punzante, pero no podía concretar. Flamengo intentaba, pero de desvanecía en los metros finales. El partido de la final de la Copa Libertadores, seguía 1-0. Jorge Jesús había realizado su primer cambio, y en el lugar de Gerson había entrado el experimentado Diego. Mientras que Marcelo Gallardo se jugó por sus dos cambios en menos de cinco minutos: Julián Álvarez y Lucas Pratto por Ignacio Fernández y Rafael Santos Borré, respectivamente.

Y todo cambió cerca del final. A los 43 minutos del segundo tiempo, Pratto no vio el pase a Montiel, libre su derecha, e intentó hacer la personal. River atacaba. "El Oso" tenía la pelota en sus pies en campo rival, pero su jugada se vio interceptada de manera exquisita por Diego y ayudado por Giorgian De Arrascaeta no dudaron y aceleraron rumbo al arco de Franco Armani. Lo que sucedió después con Gabigol es historia conocida.

Tres minutos más tarde, River estaba desenfocado. No comprendía lo que estaba sucedido y llegó el turno de otro error. Aunque esta vez fue de una de las figuras que tenía la final: Javier Pinola.

River perdió la quinta Libertadores de su historia en tres minutos fatales y Flamengo es el campeón

El defensor millonario supo controlar y dominar a Gabigol durante todo el encuentro. Pero falló en el tiro del final. Lo había neutralizado hasta ese preciso instante en el que todo se derrumbó. Líder de la defensa millonaria, Pinola le sirvió en bandeja el segundo tanto al goleador de la Copa Libertadores.

Fueron dos fatalidades que le costaron caro al River de Marcelo Gallardo. El primero fue de Pratto, el héroe de la histórica final ante Boca de 2018 (no solo marcó el gol del empate en Madrid, sino que también anotó el empate parcial en la ida, segundos después del primer grito xeneize). En el segundo le tocó a Pinola, una muralla en la última línea a lo largo de todo el año. Esta vez, los experimentados sucumbieron ante el poder de gol de Flamengo.

Qué leer a continuación