River. El equipo que probó Marcelo Gallardo para la Copa Libertadores y varias ausencias de peso

LA NACION
lanacion.com

Marcelo Gallardo mueve el tablero para el choque con Cruzeiro

Al tablero de Marcelo Gallardo le faltan varias piezas. Diferentes imponderables le fueron generando sucesivos huecos al entrenador de River, que, a tan sólo 5 días de la reanudación de la Copa Libertadores con el partido de ida ante Cruzeiro por los octavos de final, debe mover algunas piezas para poder delinear su estrategia de forma definitiva.

Un frenético cierre del semestre pasado, la intensa pretemporada, el frío mercado de pases y el inicio de la actividad oficial se potenciaron para imponer un presente que no llega a preocupar, pero que enciende algunas alarmas. Así, para el duelo del martes que viene frente a los brasileños, a las conocidas ausencias de Milton Casco y Rafael Borré por suspensiones, se sumarían las de Leonardo Ponzio y Lucas Pratto, con cuestiones físicas.

El equipo que probó Gallardo este viernes fue con: Armani; Montiel, Martínez Quarta, Pinola y Angileri; Enzo Pérez; Nacho Fernández, Palacios y De la Cruz; Suárez y Julián Álvarez.

La defensa es el punto más claro que tiene Gallardo para medirse con Cruzeiro. Franco Armani regresó bien de la Copa América, se sumó el sábado al trabajo y será titular; mientras que la línea de fondo tendrá la única modificación de Fabrizio Angileri por Casco, quien recibió dos fechas tras la expulsión en la ida de la Recopa ante Atlético Paranaense. Así, el ex Godoy Cruz se ubicará junto a Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola, tal como el martes pasado frente a Gimnasia de Mendoza por la Copa Argentina, en una deslucida actuación.

Ahora bien, en el mediocampo comienzan a aparecer los problemas. En San Luis, Ponzio sufrió una molestia en el aductor derecho que no se originó en el músculo, sino en el tendón que se inserta en el aductor. Más allá de que es una inflamación sin gravedad, fue reemplazado a los 15 minutos del primer tiempo con la idea de preservarlo.

En caso de no poder contar con él (podrían reservarlo para la revancha con Cruzeiro), Gallardo apuesta a Enzo Pérez como volante de contención y delante de él una línea de tres integrada por Nacho Fernández, Exequiel Palacios y Nicolás De la Cruz. El uruguayo fue al banco en la Copa Argentina por precaución tras molestias en su rodilla derecha y entró después.

En el ataque, todo es más claro: Matías Suárez, quien se reincorporó el viernes pasado luego de la Copa América (ingresó ante Colombia, Paraguay y Chile, pero solo acumuló 23 minutos de juego), y Julián Álvarez, quien fue titular en los dos amistosos de pretemporada y en el duelo con los mendocinos.

¿Cuál es la situación de Lucas Pratto? Tras dejar atrás la fisura con edema en el sacro que lo mantuvo sin actividad física durante junio, el Oso comenzó a trotar a principios de mes en la pretemporada en Los Ángeles y hoy continúa entrenándose en doble turno. Recibió el alta médica pero Gallardo ya aclaró que "corre de atrás". No está al 100% en lo futbolístico: su último partido fue la final de la Recopa el 30 de mayo.

Por otro lado, al margen de Borré (recibió dos fechas por su expulsión en el 2-0 a Palestino y le resta una), el foco también está en la evolución de Ignacio Scocco, quien al igual que en la preparación en Estados Unidos, trabajó de forma diferenciada y con menos cargas físicas para no apurar los tiempos de la recuperación de su gemelo derecho. También recibió el alta en estas horas.

El último partido de Nacho fue el 17 de marzo ante Independiente (3-1) y desde el 3 de noviembre de 2018, cuando sufrió la fatídica lesión ante Estudiantes (0-1), solo pudo sumar 235 minutos en seis juegos, de los cuales 185 fueron durante el presente año, con dos goles de penal en cuatro encuentros. La última vez que jugó un partido completo fue el 13 de agosto pasado en el 0-0 con Huracán por la primera fecha de la Superliga. "Ya estoy recuperado, me siento bien, solo me queda la parte física para ponerme a tono y a la par de mis compañeros", contó un ilusionado Scocco en la despedida de Mora.

Sin refuerzos y con la solitaria partida de Camilo Mayada, los dirigentes de River tienen a Paulo Díaz en la mira hace tiempo. Tras recibir negativas de Al-Ahli de Arabia Saudita a las ofertas realizadas (una de ellas de más de 3 millones de dólares por el 80% y otra de 2 millones por el 50%), y frente a la exigencia de al menos 3 millones por la mitad de la ficha, en Núñez se planea una nueva propuesta por un porcentaje menor del pase para intentar contratar al chileno. Mientras espera a su único pedido, Gallardo mueve las piezas y rearma su tablero para el primer gran objetivo del semestre.

Qué leer a continuación