River y el cambio de césped del estadio Monumental: las primeras imágenes de una transformación impactante

LA NACION
·4  min de lectura

Para ir palpitando cómo quedará el Monumental luego de los cambios que se están haciendo en el campo de juego, River mostró este jueves algunas fotos de la etapa de reconstrucción final. Son las primeras imágenes del césped de última generación, desde distintos ángulos. Sigue habiendo tierra, escombros, grúas, máquinas excavadoras y faltan los arcos, pero ya asoma el color verde y trabajan los sistemas de riego en la cuenta regresiva de una transformación que impacta y asombra.

The Best. Lewandowski, el mejor jugador del mundo: así se armó el "9 perfecto"

"Avanzan las obras en el Monumental: nuestro nuevo campo de juego está cada vez más cerca", rubricaron desde la cuenta del club, con cuatro tomas de la cancha del Antonio Vespucio Liberti, en vísperas del partido por los cuartos de final de la Copa Libertadores que el equipo juega en la noche del jueves ante Nacional, de Uruguay, en Montevideo.

A fines de agosto, en plena pandemia y con el fútbol interrumpido aún, River inició una modificación total de su terreno para instalar un sistema híbrido de última generación y un mecanismo de aireación de canchas de élite que, sostienen desde la entidad, lo posicionarán a la altura de los mejores del mundo. Por eso, desde la reanudación de los torneos, el conjunto millonario viene jugando como local en el estadio de Independiente.

En los comienzos de la obra, LA NACION pudo recorrer la zona de las reformas y participó de una charla con varios de los principales dirigentes del club y el encargado de la obra, Mariano Taratuty, titular del Departamento de Planeamiento. Se explicó que se trata de una renovación que le permitirá al Monumental tener instalado un sistema con calefacción y enfriamiento, una nueva modalidad de drenaje que incluye aireación, tal como ocurre en Barcelona y Real Madrid, en España, o Manchester United, en Inglaterra, por ejemplo.

El sistema de césped natural reforzado con tecnología de inyección de fibra (será un 5% artificial de un centímetro en superficie) permitirá un mayor número de horas de uso que una cancha tradicional.

"Es una obra histórica e inédita para el fútbol sudamericano que requiere una importante inversión económica y, por sobre todas las cosas, se necesita tiempo, por eso muchos clubes no lo pueden hacer frente a la competencia. Nosotros, aunque el contexto general no es el mejor, optamos por hacerla en este momento para no perjudicar a los hinchas, que no van a poder asistir a los estadios por varios meses. Era ahora o nunca", sostuvo en septiembre pasado el vicepresidente Jorge Brito. El plan original sigue siendo tenerla lista para febrero próximo.

Inspirada en seis de los 12 estadios que se prepararon para el Mundial de Rusia 2018 y con un costo total de alrededor de 177 millones de pesos, en River estiman que, al ganarle más de un metro de profundidad al campo, en el futuro ayudará a avanzar con las remodelaciones generales en el estadio para acercar las tribunas, con la posibilidad de sumar 12.000 nuevos lugares a un Monumental que actualmente está habilitado para 70.074 espectadores. Para ello, se eliminó la emblemática pista de atletismo que rodeaba al campo de juego.

Incluso, se removieron los alambrados y se retiró el alero que se encontraba dentro de la tribuna Centenario Alta. Así, este sector del estadio pasará a tener unas características similares a las de la tribuna Sívori alta, la otra cabecera. El proyecto incluye la creación de un único túnel desde los vestuarios al campo de juego, al estilo europeo.

Campazzo. Con "las manos más rápidas del Oeste" y su pase a lo "Spiderman"

Para esta obra, se realizaron los estudios geométricos y geotécnicos correspondientes, se alcanzó el nivel máximo de excavación de 1,50m y con el césped listo se elevará aproximadamente a 1,25m. Se está terminando de reemplazar en su totalidad el único sistema de drenaje que se había instalado para el Mundial 1978. Aquella vieja capa de arcilla de 10 centímetros fue creciendo hasta compactarse sin posibilidad de drenar correctamente y haciendo subir al campo de juego más de un metro de su nivel inicial.