River, con una baja de peso frente a Nacional por la Copa Libertadores: no estará Ignacio Fernández

Juan Patricio Balbi Vignolo
·4  min de lectura

Son horas determinantes en el mundo River. A pesar de la tranquilidad que le otorgó el 2-0 logrado en el partido de ida en Avellaneda, la definición de la serie de los cuartos de final frente a Nacional es el gran objetivo del semestre para un equipo enfocado totalmente en la Copa Libertadores. Por eso, en la previa del partido que se jugará el jueves desde las 21.30 en Montevideo, una noticia impactó de lleno en la preparación del cuerpo técnico: Ignacio Fernández quedó al margen de la lista de los 22 jugadores convocados.

Tras sufrir un fuerte dolor en la zona inferior de la columna vertebral el domingo pasado que lo obligó a dejar la cancha tras la primera media hora en el empate 1-1 con Argentinos Juniors, Nacho no podrá estar en el partido con Nacional. Los dolores por la lumbalgia no cedieron y el futbolista sigue haciendo trabajos diferenciados: esta mañana continuó con las tareas de kinesiología para intentar recuperarse lo antes posible.

Racing-Boca: horario, TV y formaciones del partido de cuartos de final de la Copa Libertadores

No es la primera vez que el mediocampista sufre este tipo de molestias físicas. Tanto en 2016 como en 2017, durante sus primeros dos años en el club, el cuerpo médico debió tratarlo en diversas oportunidades por los dolores en la zona. La nueva lesión le llega en un momento de incertidumbre por su nivel: tras un buen arranque con los cuatro primeros partidos de la Copa Libertadores, no logró reencontrarse con su fútbol después de aquel desgarro en el recto anterior izquierdo que sufrió frente a Banfield, en el inicio de la Copa Diego Maradona.

Tras seis partidos sin buenos rendimientos, ahora la lumbalgia lo obliga a salir de un equipo titular en el que ya estaba bajo observación y le abre un hueco al DT, que tiene opciones de sobra para reemplazarlo: puede optar por reincorporar a Javier Pinola para diseñar la línea de tres defensores en el 3-3-2-2 o sumar a Santiago Sosa, Bruno Zuculini, Julián Álvarez o Lucas Pratto, ya sea en un esquema 4-3-3 como el que usó en la ida o en un 4-1-3-2.

Pero no hubo solo malas noticias para River. Todos los hisopados realizados este lunes al plantel y cuerpo técnico arrojaron resultado negativo, en una noticia que fue fundamental para planificar el choque ante el Bolso, especialmente tras los positivos de Enzo Pérez y Augusto Aguirre, quienes siguen aislados y habían encendido las alarmas durante la semana pasada. Además, por otro lado, Gallardo ya sabe que puede volver a contar con Cristian Ferreira: recibió el alta médica tras el desgarro que sufrió en el recto anterior de la pierna izquierda hace 19 días, aunque no fue convocado.

El resto del equipo realizó ejercicios de capacidad aeróbica y trabajos físico-técnicos en espacios reducidos en los que Gallardo ya empieza a moldear el equipo titular, aunque hoy no hay un indicio claro de los once que podría parar el DT. Este miércoles, con el entrenamiento a las 16 en River Camp, la idea podría comenzar a quedar más clara.

En cuanto a la logística, la delegación millonaria emprenderá su rumbo hacia Montevideo este miércoles a las 19.30 en un vuelo chárter desde Ezeiza. En Uruguay se hospedarán en el Hotel Hilton Garden y el regreso a Buenos Aires se producirá directamente después del partido, también en un vuelo chárter con destino Ezeiza.

De conseguir el boleto para las semifinales, el equipo de Gallardo retomará la acción recién en la semana del martes 5, miércoles 6 y jueves 7 de enero con el partido de ida, mientras que la vuelta se jugará exactamente una semana después. Por lo tanto, River podrá enfocarse en la Zona A de la Fase Campeón de la Copa Diego Maradona: tendrá que enfrentar a Huracán, Arsenal y Boca antes de retomar la Libertadores.