El ritual de Lucas Pusineri en Tucumán y su visión de por qué no está a prueba en Independiente

LA NACION
·5  min de lectura

No es la primera vez que lo hace. Tampoco la única oportunidad en la que invoca alguna fuerza externa. A modo de calmar los nervios, completar su rutina, cumplir con sus creencias, el entrenador de Independiente elige creer. A modo de cábala, o de ritual de fe, Lucas Pusineri, tiene una actividad estipulada antes de salir al campo de juego. No sólo eso: también salió fortalecido por la clasificación a los octavos de final de la Copa Sudamericana, tras eliminar a Atlético Tucumán y este viernes, tras tantos rumores sobre su continuidad para 2021, dijo: "No me siento en evaluación en Independiente. Yo estoy tranquilo". Intuye que va a renovar su contrato, que vence el mes próximo.

"Estamos muy contentos y feliz por haber avanzado de etapa. El equipo en los dos partidos logró muy buenas situaciones, aunque en algunas circunstancias nos costó al final. Estamos ganando rodaje. La clasificación de Independiente fue merecida y eliminando a un rival (Atlético Tucumán) que tiene mucha continuidad desde el trabajo de Zielinski, hace tres años que está haciendo un buen trabajo en Tucumán, jugando copas y siempre fue un adversario difícil para cualquiera", señaló Pusineri en este viernes en declaraciones a F12, por ESPN.

River sumó otra baja de peso para jugar frente a Central: Borré fue aislado y Gallardo rearma la formación

¿Te desvela lograr un fútbol que atraiga al hincha del Rojo?, le preguntaron. Y respondió: "Yo siempre digo que el paladar negro hay que mirarlo de varias maneras. Independiente, históricamente, de la mitad de cancha para atrás tuvo una jerarquía muy firme con los jugadores que hay logrado cosas importantes. Y de la mitad de la cancha para adelante, tuvo un juego dinámico, vistoso, con contundencia y determinación. Pero la firmeza en general de Independiente fue lo que hizo que haya logrado tantos títulos".

Y continuó el análisis en esa dirección: "Pero hoy más que nada vamos a pensar en ganar, que es el resultado final lo que importa. Mejorando las formas, sí, tratando de conducir y mejorando día a día para que nuestros futbolistas desplieguen un mejor juego. Yo hoy me tengo que guiar por la realidad. Y la realidad marca que a los equipos argentinos, con tanta ausencia de fútbol tantos meses, nos falta rodaje. Y en esa falta de rodaje que van a tener los clubes, hay que ganar. Priorizamos eso porque -de la otra manera-, sabiendo que te va a faltar rodaje, si encima no conseguís resultados, sería mucho peor. Eso es lo que yo hoy pregono".

"Ganar antes que jugar"

Analiza un contexto complejo de cuando asumió y el receso por la pandemia lo complicó más: "Se nos fueron 17 jugadores, por eso siento la exigencia de ganar antes que jugar. Y eso genera quizás que se juegue con nerviosismo. Pero el equipo está entendiendo lo que necesitamos".

Sobre su continuidad (su contrato vence en diciembre de 2020), Pusineri se mostró confiado, pese a las versiones que hablaban en Avellaneda de que su renovación iba a depender de los resultados hasta fin de año, sobre todo con lo que suceda en la Copa Sudamericana. De hecho, el técnico no charló todavía con los dirigentes sobre la extensión del vínculo. ¿Sentís que te están buscando reemplazante?: "Esto es fútbol profesional, fútbol en Argentina. Hace poco vi que River había perdido un partido y había títulos o placas dudosas, y me parecía insólito. Pero es parte de todo esto. Y esto es algo más también: uno tiene que convivir con esto tratando de levantarse todos los días y confiado en hacer su trabajo. Yo tengo confianza en mí mismo, en poder llegar bien clarito, en darles herramientas a los futbolistas, en la conducción. Lo que pase fuera de cámara, no sé qué sucederá".

Boca: Sebastián Villa fue convocado para el partido ante Newell's en Rosario por la Copa Liga Profesional

"Todavía no hablé de la renovación para el año que viene, pero tengo muy buena relación con los directivos. Yo no me siento en evaluación, soy sincero. Vengo a trabajar todos los días a Independiente y estoy muy firme, por lo menos en mis convicciones, ¿no? No sé cuáles serán la de los demás. Estoy feliz, tranquilo. Costó la posibilidad de llegar a Independiente y vuelvo a decir, pasaron cosas complejas este año".

¿Cuál fue el ritual con la Virgen? El jueves a la noche, antes de comenzar el partido de vuelta por la Copa Sudamericana frente a Atlético Tucumán (fue victoria 2-1 en el global), el DT se paró frente a un santuario con la figura de la Virgen y de San Expedito. Se tomó el tiempo para besarla 31 veces y agradecerle. Algo similar realizó con el santo, figura ante la que también se persignó.

Además, en febrero de este año también se lo había visto agradecer y besar una foto de su abuela al término del partido frente a Fortaleza, donde Independiente consiguió su agónica clasificación a la Copa Sudamericana. Como jugador también fue muy cabulero.

El día después de la clasificación a los octavos de final de la Copa Sudamericana, Pusineri también elogió a Sebastián Sosa, el arquero uruguayo que fue pedido por él como refuerzo y que viene de ser la figura de Independiente en los últimos tres partidos, en los dos cruces con Atlético Tucumán y ante Central Córdoba de Santiago del Estero. "Sosa está muy bien, estoy contento. Es un arquero que tiene muy buenas cualidades, lo ayuda un contexto de equipo también, hubo individualmente puntos altos. Veo que todos se ayudan entre sí. Pero Sosa tuvo situaciones de equipo grande que apareció cuando tiene que aparecer".