Lleva ritmo de finalista

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 10 (EL UNIVERSAL).- Después de nueve jornadas en el Clausura 2020, el Cruz Azul es líder y vive una situación muy similar a la del Apertura 2018.

En lo que va de este semestre, los cementeros tienen 19 puntos (seis victorias, un empate y dos derrotas). Para ese momento, pero hace año y medio, los celestes tenían 20 unidades (seis triunfos, dos igualadas y un descalabro).

En ese torneo, La Máquina —entonces dirigida por Pedro Caixinha— terminó líder y llegó a la final, la cual perdió contra el América (su rival de este fin de semana). En lo que parece un reflejo, lo que viene para Robert Dante Siboldi, director técnico celeste, es mantener el ritmo y mejorar lo conseguido por el portugués, su predecesor en La Noria.

El cuadro titular de aquel Apertura no es tan diferente al actual. José de Jesús Corona, Julio César Domínguez, Adrián Aldrete, Rafael Baca, Elías Hernández y Roberto Alvarado —más los lesionados Milton Caraglio y Pablo Aguilar—, formaron también parte del 11 de Caixinha.

En comparaciones, el equipo del portugués tenía mejor orden que éste, con apenas cinco goles recibidos. En el Clausura 2020, el Cruz Azul ha permitido 14.

Pero el presente cementero es letal y de mucho ataque. En apenas nueve compromisos, La Máquina ya marcó 23 tantos, el mejor registro dentro de la Liga MX.

Al término del Apertura 2018, el Cruz Azul clasificó a la Liguilla como líder (36 puntos), con el América como segundo de la tabla.

Los cementeros buscan regresar a la fase final, después del fracaso del certamen anterior, y mejorar lo sucedido hace año y medio.

A los de La Noria todavía les hace falta un calendario complicado. Además de que tienen los compromisos de la Liga de Campeones de la Concacaf, frente al LAFC, el domingo visitan a las Águilas, en una edición más del Clásico Joven; después, viajan a Puebla, reciben a los Pumas y van a León.

La racha de siete duelos sin perder en la Liga MX tiene a La Máquina motivada, lo difícil será mantener el paso.



Qué leer a continuación